sábado, 10 de noviembre de 2007

LAS CLAVES DE LA GRAMATICA DEL TEXTO Por Estela Quiroga

CLASE ABIERTA: EL TEXTO Y SUS PROPIEDADES

Nuestro objetivo, como docentes es lograr usuarios competentes del idioma. Esta competencia se reflejará en la comprensión y producción de todo tipo de textos reales.
Es por eso que encontrarás, entre otras muchas, gran cantidad de definiciones sobre el texto como unidad básica de comunicación. Consideramos importante señalar las fuentes de este trabajo
ALCARAZ, E.; MARTÍNEZ, Mª A. (1997): Diccionario de lingüística moderna. Barcelona, Ariel
CASSANY, D., LUNA, M.; SANZ, G. (1994): Enseñar lengua. Barcelona, Graó
Diccionario de lingüística aplicada y enseñanza de lenguas. Barcelona, Ariel, 1997


TEXTO
Aunque hoy en día no hay un gran consenso para definir este término, podríamos decir que un texto es cualquier manifestación verbal y completa que se produzca en una comunicación. Por tanto, son textos los escritos de literatura, las redacciones de los alumnos, las exposiciones del profesor, los diálogos y las conversaciones, las noticias, las pancartas publicitarias, etc. Los textos pueden ser orales o escritos; literarios o no; para leer o escuchar, o para decir o escribir; largos o cortos; etc.
Para que una manifestación verbal pueda ser considerada como texto, deberá tener textualidad, es decir, deberá cumplir unas propiedades textuales. Una lista mezclada de frases sobre un mismo tema no es ningún texto, porque le falta la estructuración de las ideas y los vínculos gramaticales para poder formar una unidad comunicativa, que exprese un significado completo.
TEXTUALIDAD o PROPIEDADES TEXTUALES
La textualidad de un texto es un atributo del mismo, igual que la gramaticalidad es el atributo que deben poseer las oraciones. Este atributo puede caracterizarse por varias propiedades del texto, conocidas también como condiciones de textualidad:
ADECUACIÓN
LA COHESIÓN
LA COHERENCIA
ADECUACIÓN
Una de las propiedades del texto, conocidas también como condiciones de textualidad.
Es el conocimiento y el dominio de la diversidad lingüística. La lengua no es uniforme ni homogénea, sino que presenta variaciones según diversos factores: la geografía, la historia, el grupo social, la situación de comunicación, la interrelación entre los hablantes, el canal de comunicación, etc.
Dentro de un mismo dialecto, la lengua también nos ofrece registros muy diferentes: formales, coloquiales, especializados, etc. Por ejemplo currar, hacer y realizar o elaborar pueden ser sinónimos en algunos contextos, pero tienen valores sociolingüísticos diferentes: la primera es muy coloquial, vulgar; la segunda no tiene ninguna connotación negativa, pertenece a un nivel de formalidad familiar, y las dos últimas están marcadas formalmente y pertenecen a un registro más culto y especializado. En una exposición en público utilizaríamos estas dos últimas para dar un tono técnico (realizar el proyecto, elaborar el informe), pero también la neutra hacer (hacer el proyecto y el informe). En cambio sólo nos permitiríamos decir currar la prospección y el informe en una conversación entre amigos, muy informal.
Ser adecuado significa saber escoger de entre todas las soluciones lingüísticas que te da la lengua, la más apropiada para cada situación de comunicación. 0 sea, es necesario utilizar el dialecto local o el estándar más general según los casos; y también es necesario dominar cada uno de los registros más habituales de la lengua: los medianamente formales, los coloquiales, los especializados más utilizados por el hablante, etc. Esto implica tener bastantes conocimientos, aunque sean subconscientes, sobre la diversidad lingüística de la lengua: saber qué palabras son dialectalismos locales, y que por lo tanto no serían entendidas fuera de su ámbito, y cuáles son generales; conocer la terminología específica de cada campo. En definitiva, la adecuación exige del usuario de la lengua sensibilidad sociolingüística para seleccionar el lenguaje apropiado en cada comunicación. significa saber escoger de entre todas las soluciones lingüísticas que te da la lengua, la más apropiada para cada situación de comunicación. 0 sea, es necesario utilizar el dialecto local o el estándar más general según los casos; y también es necesario dominar cada uno de los registros más habituales de la lengua: los medianamente formales, los coloquiales, los especializados más utilizados por el hablante, etc. Esto implica tener bastantes conocimientos, aunque sean subconscientes, sobre la diversidad lingüística de la lengua: saber qué palabras son dialectalismos locales, y que por lo tanto no serían entendidas fuera de su ámbito, y cuáles son generales; conocer la terminología específica de cada campo. En definitiva, la adecuación exige del usuario de la lengua sensibilidad sociolingüística para seleccionar el lenguaje apropiado en cada comunicación. Ser adecuado significa saber escoger de entre todas las soluciones lingüísticas que te da la lengua, la más apropiada para cada situación de comunicación. 0 sea, es necesario utilizar el dialecto local o el estándar más general según los casos; y también es necesario dominar cada uno de los registros más habituales de la lengua: los medianamente formales, los coloquiales, los especializados más utilizados por el hablante, etc. Esto implica tener bastantes conocimientos, aunque sean subconscientes, sobre la diversidad lingüística de la lengua: saber qué palabras son dialectalismos locales, y que por lo tanto no serían entendidas fuera de su ámbito, y cuáles son generales; conocer la terminología específica de cada campo. En definitiva, la adecuación exige del usuario de la lengua sensibilidad sociolingüística para seleccionar el lenguaje apropiado en cada comunicación.
Para saber sí un texto oral o escrito consigue la adecuación necesaria, vale la pena fijarse en los puntos siguientes, que son especialmente relevantes:
Si el texto consigue realmente el propósito comunicativo por el cual ha sido producido (por ejemplo: informar de un hecho, exponer una opinión, solicitar algún punto, etc.). Si se ve claro que se trata de una argumentación, de una petición, etc.

Si se mantiene el mismo nivel de formalidad, sea alto o bajo, durante todo el texto. Si la formalidad es alta, no debe haber ninguna expresión demasiado vulgar o coloquial y, por el contrario, si el tono es de familiaridad, no deben aparecer palabras demasiado técnicas o cultas, y la sintaxis no debería ser excesivamente compleja. En los textos de los alumnos, no es extraño encontrar mezclas de niveles de formalidad, que indican carencias expresivas en este apartado.

Si se mantiene el mismo grado de especificidad, sea también alto o bajo, durante todo el texto. Si el texto trata de un tema especializado, es lógico que se utilice la terminología específica del campo y que se eviten las expresiones coloquiales y las palabras generales, porque pierden precisión. Los alumnos pueden tener también carencias en este terreno.
LA COHESIÓN
Una de las propiedades del texto, conocidas también como condiciones de textualidad.
Hace referencia a las articulaciones gramaticales del texto. Las oraciones que conforman un discurso no son unidades aisladas e inconexas, puestas una al lado de otra, sino que están vinculadas o relacionadas con medios gramaticales diversos (puntuación, conjunciones, artículos, pronombres, sinónimos, entonación, etc.), de manera que conforman entre sí una imbricada red de conexiones lingüísticas, la cual hace posible la codificación y descodificación del texto.
Las principales formas de cohesión o sistemas de conexión de oraciones son las siguientes:
REFERENCIA O REPETICIÓN)

Sustitución léxica por sinónimos

Pronominalización

La elipsis

En resumen, la propiedad de la cohesión engloba cualquier mecanismo de carácter lingüístico o paralingüístico que sirva para relacionar las frases de un texto entre sí. Es básicamente gramatical y afecta a la formulación superficial del texto.
La diferencia entre la coherencia y la cohesión radica en que la primera la descubre el destinatario del texto mediante la interpretación, mientras que la cohesión debe estar patente en el texto.
LA CANTIDAD DE INFORMACIÓN
Uno de los aspectos más importantes de la coherencia textual junto con la calidad y la estructuración de la información.
¿Cuál es la información pertinente para cada tipo de comunicación? ¿Se dicen todos los datos que se han de decir, no hay exceso de información (repetición, redundancia, datos irrelevantes para el propósito comunicativo, etc.) ni defecto (lagunas en el significado, exceso de presuposiciones o de datos implícitos que el receptor no domina)?
La selección de información para un texto depende de factores contextuales: el propósito del emisor, los conocimientos previos del receptor, el tipo de mensaje, las convenciones y las rutinas establecidas.
LA CALIDAD DE INFORMACIÓN
Uno de los aspectos más importantes de la coherencia textual junto con la cantidad y la estructuración de la información.
¿Las ideas son claras y comprensibles, se exponen de forma completa, progresiva y ordenada, con los ejemplos apropiados, la terminología específica y las formulaciones precisas? ¿O, por el contrario, se detectan ideas oscuras, falta de concreción, enunciados demasiado genéricos y teóricos, o excesivamente anecdóticos?
LA ESTRUCTURACIÓN DE LA INFORMACIÓN
Uno de los aspectos más importantes de la coherencia textual junto con la cantidad y la calidad MACROESTRUCTURA Y SUPERESTRUCTURA
Uno de los conceptos importantes para la estructuración de la información, junto con tema y rema y el párrafo.
Estos dos tipos de estructura están presentes en cualquier texto.
La macroestructura es el contenido semántico de la información, ordenado lógicamente, mientras que la superestructura es la forma como se presenta en un texto determinado esta información.
Por ejemplo, en el caso de un accidente de circulación la macroestructura ordena de forma lógica los datos del suceso: los actores (los conductores y sus vehículos), los hechos (el adelantamiento, la colisión, etc.), las circunstancias (velocidad, autopista, etc.), las causas (frenazo, giro repentino, etc.), las consecuencias (vueltas de campana, salida de la calzada, etc.). Si este hecho aparece en un periódico, el texto tendrá seguramente superestructura de noticia periodística: título, lead o encabezamiento iniciales, exposición de los datos por orden decreciente de importancia (número de muertos, lugar y fecha del suceso, causas, y otros detalles); en cambio, si se han de exponer los mismos hechos en una denuncia, en una conversación oral o en una instancia para solicitar algo, se ordenarán los hechos de forma diferente, según la superestructura de cada uno de estos tipos de texto: la denuncia constará de los apartados de autor y hechos alegados, la conversación será una narración cronológica, y la instancia distinguirá el expone del solicita. Así pues, la macroestructura es el contenido semántica y lógico, mientras que la superestructura es la forma como ésta se ordena en un texto determinado.
TEMA Y REMA
Uno de los conceptos importantes para la estructuración de la información, junto con la macroestructura y superestructura y el párrafo.
Se puede distinguir dos tipos de información en un texto: lo que ya es conocido por el receptor y, por lo tanto, sirve de base o punto de partida (el tema o el tópico), y lo que es realmente nuevo (el rema o el comentario). El equilibrio entre lo que ya se sabe y lo desconocido asegura la comprensión y el interés de la comunicación. Sólo cuando la correlación tema - rema sea ajustada la comunicación tendrá éxito.
Además, el tema y el rema van cambiando a medida que el receptor descodifica el texto, porque lo que es desconocido (rema 1) pasa a ser sabido (tema) y hace de puente para presentar datos nuevos (rema 2). Este fenómeno se llama tematización y es la base de la progresión de la información en el texto.
PÁRRAFO
Uno de los conceptos importantes para la estructuración de la información, junto con la macroestructura y superestructura y tema y rema.
El párrafo es una unidad significativa y visual: desarrolla una única idea completa, distinta de la de los otros párrafos, y está marcada gráficamente en la hoja con puntos y aparte y con espacios en blanco. Agrupa las oraciones entre sí por temas y puede separar las distintas partes de un texto: la introducción, las conclusiones, los argumentos, etc.
Además, un párrafo puede tener diversos tipos de: idea / matización / ejemplo, tesis / argumentos, orden cronológico, etc.
Desde un punto de vista didáctico, también se trata de un concepto rentable. A menudo los escritos de los alumnos son desordenados o inconexos, precisamente porque no se apoyan en buenos párrafos: los puntos y aparte parecen aleatorios, las ideas no se agrupan por núcleos temáticos, hay temas que de improviso quedan mutilados o que se repiten aquí y allá, etc. El paso de la frase al texto es muy largo y difícil si entre ambos no existe un puente como el párrafo. Este puede y debe ser un buen instrumento para enseñar/aprender a ordenar las ideas y, en definitiva, para elaborar el texto completo.
GENEROS TEXTUALES
Resulta complicado definir el concepto de género textual o discursivo. Por eso, a continuación ofrecemos una serie de géneros relacionados con el tipo de texto que los engloba.
TIPOS DE TEXTOS
GENEROS TEXTUALES
CONVERSACIÓN O DIÁLOGO
Conversación telefónica
Entrevista periodística
Discusión
Cuento
INSTRUCCIÓN
Horóscopo
Recetas de cocina
NARRACIÓN
Noticia
Anécdota
Novela
Cuento
DESCRIPCIÓN
Guía turística
Descripción de un fenómeno
EXPOSICIÓN O EXPLICACIÓN
Definición de una enciclopedia
Reportaje
Artículo
ARGUMENTACIÓN
Editorial
Debate
Crítica de cine
RETÓRICO O POÉTICO
Poema
Fábula
Canción
CONTEXTO
En general, se entiende por contexto, en lingüística, el conjunto de conocimientos y creencias compartidos por los interlocutores de un intercambio verbal y que son pertinentes para producir e interpretar sus enunciados.
Se suelen diferenciar tres tipos de contexto:
EL CONTEXTO LINGÜÍSTICO
El contexto lingüístico está formado por el material lingüístico que precede y sigue a un enunciado, y se lo llama a veces cotexto.
En las actividades de lectura y comprensión oral, el cotexto será de gran importancia para inferir palabras o enunciados que no conocemos. (Más información sobre la inferencia y otras estrategias de aprendizaje, consulta "Aprender: conceptos clave")
EL CONTEXTO SITUACIONAL
El contexto situacional, es el conjunto de datos accesibles a los participantes de una conversación, que se encuentran en el entorno físico inmediato. Por ejemplo: para que el enunciado Cierre la puerta, por favor tenga sentido, es necesario que haya ciertos requisitos contextuales que son parte de la situación de habla: que haya una puerta en el lugar donde ocurre el diálogo, y que esté abierta, entre otras cosas.
EL CONTEXTO SOCIOCULTURAL
El contexto sociocultural es la configuración de datos que proceden de condicionamientos sociales y culturales sobre el comportamiento verbal y su adecuación a diferentes circunstancias. Hay regulaciones sociales sobre cómo saludar, por ejemplo, o sobre qué tratamiento o registro lingüístico usar en cada tipo de situación.

1 comentario:

Francisco Marcial dijo...

felicidades
n es el texto mas claro que he encontrado sobre el tema , y eso que he consultado con 120, y no es hiperbole

Datos personales

Mi foto
Licenciada y profesora en Letras Modernas, egresada de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA.ESPECIALISTA EN LITERATURA ARGENTINA. Especialista en Investigación Educativa. (ISP Joaquín V. González) Especialista en Litertura Infantil y Juvenil (CEPA) Actualemnte se encuentra cursando la Maestría en Análisis del Discurso (UBA) Publicó numerosos artículos y ensayos para diferentes sellos editoriales (Cántaro, Puerto de Palos, Paidos, revistas del ISPEI Sara Eccleston) En el 2012 su blog Entre el mouse y la tiza recibió el PRIMER PREMIO A LOS BLOGS EDUCATIVOS otorgado por la UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES (UBA) A raíz de ese premio fue convocada por distintos medios periodísticos. Durante 2013 el mismo blog resltó ser finalista de dicho concurso. En estos momentos se encuentra abocada a la investigación y la escritura de un ensayo en colaboración con la Lic. Cristina Olliana.

Seguidores