viernes, 19 de abril de 2013

¿A qué llamamos literatura infantil en el siglo XXI?

Estimados estudiantes de las comisiones de LITERATURA EN LA EDUCACIÓN INICIAL aquí les dejo un documento para seguir avanzando en este camino para convertirnos en cada vez mejores mediadores entre los niños y los libros, que lo disfruten, intenten extraer algunas ideas fundamentales que les serán útiles en los exámenes parciales..







 DIRECCIÓN GENERAL DE CULTURA Y EDUCACIÓN DEL GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES
Documento Curricular Nº 1 / 2007
La literatura infantil en el Jardín de Infantes por la Prof. Lidia Blanco

¿A qué llamamos literatura infantil en el Siglo XXI?
La literatura destinada a los niños ha recorrido un largo camino a través de la historia de la cultura. Existió siempre, porque los adultos necesitaron contarle a sus hijos sus ideas, creencias religiosas y supersticiones a través de formas ficcionales. Así nacieron los primeros cuentos, la leyendas, las canciones disparatadas, las nanas, los juegos verbales. Todos los pueblos del mundo tienen una literatura oral que da cuenta de sus guerras, sus dioses, su manera particular de componer una familia, de cuidar a sus niños.
Nuestros pueblos originarios son fuente maravillosa de la historia latinoamericana, contada a través de las leyendas que dan vida a seres imaginarios que poblaron sus noches de ronda cuentera. Ese patrimonio cultural de nuestra América debe ser tenido en cuenta a la hora de hablar de literatura infantil en nuestro país como parte de nuestra integración cultural, nuestros vínculos con otros países latinoamericanos, nuestras raíces.
De modo que no vamos a hablar de nada demasiado nuevo, sólo que en nuestro agitado Siglo XXI, la literatura para los niños tiene formas especiales de manifestarse, porque los textos atraviesan un complejo camino desde la producción en manos de un artista hasta su edición y distribución en las librerías.
Intentemos acercarnos a una definición. En primer lugar podemos afirmar que se trata de una forma particular de comunicación lingüística en la que un escritor, hace nacer de su imaginación una historia, un poema, una obra de teatro. Su deseo es que muchos lectores disfruten de su creación. Para poder llevar a cabo su proyecto, necesita adquirir conocimientos relacionados con las normas de la gramática y de la sintaxis de la lengua que empleará en su producción. Además debe poseer saberes vinculados con la historia y la cultura de su propio tiempo y de tiempos pasados. Pero el saber que hemos de priorizar, es el conocimiento de la infancia, de como juegan, piensan, y sienten los niños y las niñas enla primera infancia. No es suficiente con saber escribir un buen texto, también se requiere tener claro hacia quién esta dirigido, qué posibilidades de cercanía tendrán loslectores con la historia contada, con los personajes activos en ella. La idea que se tiene en la actualidad sobre la Literatura Infantil se fue gestando al calor de la historia y algunos acontecimientos marcaron más decididamente el concepto sobre su función en la primera infancia. La segunda guerra mundial (1939-1944) movilizó intensamente la preocupación acerca de las características que debían reunir los libros infantiles para contribuir de alguna manera a formar seres humanos comprometidos con el respeto por la vida como concepto básico para evitar otras guerras en el futuro.
La Organización Internacional para el Libro Juvenil(IBBY) , fundada en Zurich, Suiza, en 1953 está integrada por asociaciones de profesionales vinculados con la literatura, la lectura y la infancia, representantes de diferentes países, culturas, religiones, comprometidas con una idea: el encuentro de los niños y los libros. El IBBY se planteó desde su nacimiento hasta nuestros días una misión claramente expuesta en sus fundamentos:

§        Promover el entendimiento internacional a través delos libros para niños y jóvenes. Los libros amplían el conocimiento que los niños tienen de otros países, valores y
tradiciones. De esta manera, contribuyen al desarrollo de buenas relaciones entre las naciones y en última instancia, de la paz entre ellas.


§        Favorecer en todo el mundo que los niños tengan acceso a libros de gran calidad literaria y artística. La habilidad para leer y llegar a ser lectores entusiastas e informados hace que los niños tengan igualdad de oportunidad y que puedan superar los retos que enfrentan en la sociedad de hoy. El analfabetismo es problema no sólo de los países en vías de desarrollo, sino también, en grado cada vez mayor, de las naciones industrializadas.

§        Favorecer la publicación y la distribución de libros de calidad de niños y jóvenes especialmente en países en desarrollo.

§        Apoyar y formar a quienes trabajan con niños y jóvenes con la literatura para niños.

§        Estimular la investigación y el trabajo académico en el campo de la literatura para niños.”

El IBBY realiza bienalmente congresos internacionales a los que asisten escritores, ilustradores, especialistas y editores vinculados al libro para niños y jóvenes. En el marco de estos eventos se retoma el tema de la cuestión de infancia y en la década del 90 ́ se acentuó la defensa de determinados libros que pudieran favorecer la difusión de valores humanos que estaban presentes en la Convención Internacional de los Derechos del Niño. En nuestro país existen diferentes asociaciones relacionadas con la promoción del libro de literatura infantil:

ALIJA (Asociación de Literatura Infantil y Juvenil
Argentina) sede del IBBY en
Argentina.

CEDILIJ (Centro de Difusión e Investigación de la L
iteratura Infantil y Juvenil) con
centro en Córdoba.

CE.PRO.PA.LIJ (Centro de Propagación Patagónico de
Literatura Infantil y Juvenil)
emprendimiento de la Universidad Nacional del Comahue.
Los organismos mencionados retoman el tema de la infancia y la adolescencia como uno de los ejes temáticos fundamentales referidos ala literatura y la lectura y sus producciones resultan de interés social y cultural para todos los docentes argentinos.
Muchos conceptos socializados entre los asistentes
y miembros de estas entidades están presentes en la reflexión actual, y en nuestro país contamos con importantes especialistas, críticos y teóricos que introducen miradas nuevas y buscan en el impulso de las campañas de lectura la construcción de una infancia más feliz, eliminando las diferencias sociales y económicas que otorgan a losque más tienen mejores oportunidades de desarrollo personal, profesional y social.






















  


DIRECCIÓN GENERAL DE CULTURA Y EDUCACIÓN DEL GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES
Documento Curricular Nº 1 / 2007
La literatura infantil en el Jardín de Infantes por Lidia Blanco

¿Para qué sirve la literatura infantil en la primera infancia?
Los libros de literatura presentan un mundo imaginario en el que los protagonistas actúan de acuerdo a pautas solamente válidas dentro del texto de ficción. Y esta convención la descubren inmediatamente los niños, aún los muy pequeños. Los
animales pueden hablar, pensar, tomar decisiones, se visten como personas, reaccionan con conductas similares a las del mundo humano. El antropomorfismo es legendario, estuvo presente en las más antiguas fábulas de Esopo, y luego en La Fontaine y en Samaniego.
En la actualidad este deseo de encontrar animales humanizados continúa vigente en la selección de juguetes en la primera infancia: ositos, ratones, tigres, lobos, leones, se venden en las jugueterías y los niños los eligen, se los llevan a la cama como mascotas casi vivas, les hablan, los abrigan. Es natural que
también disfruten de estos personajes a la hora de abrir un libro y ver a estos amigos de sus juegos dibujados y protagonizando historias. La identificación con el personaje del texto literario, es el punto de partida para que deseen escucharlo, hablarlo, y a veces inventar nuevas aventuras de su héroe predilecto.
De modo que los niños se relacionan con la literatura como parte una actitud lúdica en el mundo, como un juego más que ahora está presente en la voz de la maestra, o en un film, o en un libro con imágenes.
 Este criterio de elección fue considerado válido a partir de las investigaciones sobre la infancia que abrieron las puertas a un tipo de literatura apartada de cánones didactistas o moralizantes. Es decir, cuando los niños aparecieron claramente como personas, como sujetos de derecho, se intensificó la producción de libros que provocaran realmente el DESEO DE LEER en ellos.
Los personajes literarios más atractivos son por lo tanto los que juegan, los que quiebran el orden establecido, los que se aventuran y descubren Otros Mundos, sufren vicisitudes, pero salen airosos de esas circunstancias. El bosque es atractivo, pero el Lobo no tiene por qué comerse a nadie como castigo al atrevimiento de apartarse del sendero. A los niños les gustan los seres imaginarios, los perros voladores, los ratones que van a la luna en barrilete, los caracoles que se sacan su casita libremente. En una palabra: la exageración, lo fantástico, la ruptura definitiva de las fronteras de lo real.
Literatura y juego
La década del 60 representó una profunda revoluciónintelectual en el concepto del vínculo del niño con el libro de literatura. La valoración del pensamiento fantástico infantil en el campo de la pedagogía y la psicología, permitió revisar la función de la lectura de literatura en la infancia. La nueva mirada produjo un desplazamiento del didactismo que había caracterizado la primera mitad del siglo y que otorgaba al texto literario la función de “enseñar algo útil”.
En Italia aparece Gianni Rodari, pedagogo y autor de cuentos para niños. Escribió “Gramática de la fantasía. Introducción al arte de inventar historias” a principios de la década del setenta. En su obra se defiende la libertad del niño a producir sus propias imágenes, a recrear la realidad y a nutrirse de una literatura plena de juego y de fantasía. Autor de “Cuentos por teléfono”, “La góndola fantástica”,“La tarta volante” entre otros títulos, su labor como escritor abarcó el campo de la ficción y de la reflexión pedagógica en torno al libro infantil. Rodari valoriza los procesos de identificación con los personajes y con las situaciones de la ficción. Mientras lee, el niño juega a sentirse un huérfano, un pirata aventurero, un cowboy, un explorador. Lee para jugar con las palabras según su deseo y los caprichos de su imaginación. Rodari condena los libros infantiles siervos de mandatos escolares, escritos para transmitir una idea, un saber, una norma. Esos libros no sirven para formar un lector, y no pueden ser considerados como parte vital de una biblioteca infantil.
“El niño, durante su crecimiento, atraviesa una fase en la que los objetos le sirven sobre todo como símbolos. Es la fase en la que se instituyen las funciones simbólicas del lenguaje y del juego para convertirse en componentes de la personalidad. A esta fase, a tales funciones, es la lo que se liga el trabajo del escritor para niños.
Sustancialmente construye objetos para el juego; es decir juguetes hechos de palabras, de imágenes, también de madera y plástico, pero son juguetes. Tienen la eternidad de la pelota y de la muñeca”. “Definir el libro como un juguete no significa en absoluto faltarle el respeto, sino sacarlo de la biblioteca para lanzarlo en medio de la vida, para que sea un objeto de  vida, un instrumento de vida. Ni tan sólo significa fijarle unos límites. El mundo de los juguetes no tiene límites, en él se refleja y se interfiere el mundo entero de los adultos, con su realidad cambiante”.
Los primeros pasos en este camino hacia un lenguaje liberador de la energía lúdica del  niño los dio en Argentina la autora María Elena Walsh, expulsada del ámbito de la  escuela pública durante la dictadura militar (1976-1983). Su literatura, fuertemente
ligada a la tradición de las rimas y los nonsense ingleses, generó una línea de producción que recibió muchos rechazos en los ámbitos más rígidos de la educación pública.
María Elena Walsh, poetizadora del habla infantil, activó el juego con el lenguaje, levantó el telón para que aparecieran ante los ojosinfantiles una vaca estudiosa, una tortuga viajera, una  regadera que reinventa su contenido en manos de Felipito
Tacatún. Y ese mundo de ficción abrió el camino hacia una literatura verdaderamente infantil, desprendida de su rol moralizante.
Literatura infantil en la primera infancia
La relación de los niños con la literatura comienza en los primeros meses de vida. Las milenarias canciones de cuna son testimoniales de un saber humano que no nació del ámbito académico sino de lo más humano de los seres humanos, de lo emocional, de la necesidad de estrecharse con el bebé para sentirlo y dejar que él comparta las emociones del adulto que lo mece. 



7 comentarios:

Traumland dijo...

Profe, como esta? Esto es para las alumnas de los martes de Literatura Infantil?

Estela Quiroga dijo...

Recuperándome, por suerte!!! Sí esto es para ustedes!!!!! Espero verlas pronto, igual creo que hoy tenían una suplente no??

Candela Raffelli dijo...

Candela Raffaelli
Literatura en el nivel inicial, martes.

Las ideas principales que extraje de "La literatura infantil en el Jardín de Infantes" por la Prof. Lidia Blanco son las siguientes:
En primer lugar, que desde siempre existió la literatura destinada a los niños por el simple hecho de que los adultos necesitaban contarle historias ya sea de su cultura, su religión o supersticiones.
Por otro lado, en el siglo XXI la literatura ha cambiado porque se manifiesta de forma diferente, los libros tienen una producción, están escritos, pensados y llevados a cabo por autores y escritores que tienen que tener saberes tales como la gramática, la lingüística, sin dejar de lado la historia cultural propia y pasada y los intereses de los ñiños, que es lo que mas importa.
Además, en la segunda guerra mundial, pensaban en qué características debían reunir los libros para los infantes para ayudar a formar, de alguna manera, seres humanos comprometidos con el respeto por la vida como concepto básico para evitar otras guerras en el futuro, es decir, querían transmitir por medio de los libros, como los niños debían ser.
Por último, la Organización Internacional para el Libro Juvenil(IBBY)(integrada por profesionales)que tiene como objetivo principal el encuentro de los niños y los libros.

Traumland dijo...

KAREN ZIEGLER- LITERATURA INFANTIL, MARTES

La literatura infantil en el Jardín de Infantes por la Prof. Lidia Blanco


La literatura para niños siempre existió, por el simple hecho de que los adultos tienen la necesidad de trasmitirles a sus niños sus valores, ideales, etc. A través de una forma ficcional.
En el Siglo XXI, el camino que recorre un texto literario para niños, desde el nacimiento de una idea de un escritor, hasta la librería y las manos de los lectores, es largo y complejo. Pero lo que debemos señalar es la importancia de que el lector conozca el público a quien está destinada su “obra literaria”, es decir los niños. Para escribir un buen cuento para infantes se debe conocer sus gustos, sus juegos, sus maneras de pensar y desenvolverse.
Luego de la trágica sucesión histórica de la segunda Guerra Mundial, se replantearon los contenidos de los libros infantiles, ya que había un interés por generar generaciones futuras que respeten la Vida, para poder evitar otra Guerra y promover la tolerancia, entre otros valores. Para llevar esto a cabo La Organización Internacional para el Libro Juvenil, estableció ciertos fundamentos, entre los cuales se buscaba promover el entendimiento internacional, ampliar el conocimiento y respeto por otras culturas, apoyar a los formadores en el campo de la literatura infantil, etc.
Pero si la Literatura es Amoral, no debería utilizarsela para transmitir valores o más aún para “construir” futuras generaciones, imponiendo comportamientos adecuados e inadecuados.
En la década de los 60 recién, comienza una Revolución Intelectual el concepto del vínculo del niño con el libro, en donde Gianni Rodari condena los libros infantiles siervos de mandatos escolares, escritos para transmitir una idea, un saber, una norma y sostiene que todos estos textos no sirven para la formación de lectores.
Con la aparición de los Derechos del Niño, cuando los infantes son considerados como personas, empezaron a surgir libros que realmente sean interesantes y atrayentes para los niños y que les generen ganas de leer. No nos deberíamos sorprender entonces, cuando los personajes literarios que más atraen a los chicos son aquellos que los invitan a nuevos mundos, mundos paralelos, fantásticos, diferentes a todo lo que ya conoces y les abren las puertas de la imaginación...

Viviana Petraroia dijo...

Viviana Petraroia
Martes: Literatura en el nivel inicial.
La literatura infantil en el Jardín de Infantes por: Lidia Blanco.
La relación de los niños con la literatura comienza en los primeros meses de vida; la literatura infantil existió siempre porque los adultos sentían la necesidad de contarles a sus niños la cultura, las creencias, etc.
En el siglo XXI la literatura tienen variadas formas de manifestarse ya que es largo el camino desde la producción del autor hacia el reparto a las librerías.
No es suficiente saber cómo escribir un buen texto, se necesita saber a quién está dirigido y que cercanía tiene el autor con la historia y los personajes.
La literatura tiene una gran importancia en el nivel inicial, produce que los niños puedan imaginar y viajar por otros mundos. Que el niño se logre identificar con el personaje implica que quieran escuchar el cuento, que quieran hablarlo e inventar nuevas aventuras; de esta manera se provoca en ellos EL DESEO DE LEER.
La segunda Guerra Mundial produjo la preocupación a cerca de la modalidad que debían tener los libros; por esto mismo el IBBY se planteó una misión en sus fundamentos: promover el entendimiento internacional, que los niños tengan acceso a los libros, apoyar y formar a los maestros y por último, estimular la investigación y el trabajo académico.
En la década del 60 se le otorgo al texto literario la función de: enseñar algo útil. Gianni Rodari (autor de cuentos infantiles) no estaba de acuerdo con que los libros debían enseñar algo, el cree que no sirven para formar un lector y tampoco podían formar parte de la biblioteca infantil.
Los primeros pasos hacia un lenguaje libertador lo da María Elena Walsh, su literatura ligada a las rimas y a los nonsense ingleses, fueron rechazados al comienzo, pero finalmente logro una literatura verdaderamente infantil y desprendida de su rol moralizante...

Anabella Quirino dijo...

Comisión: Martes (turno mañana)
La literatura infantil siempre existió, ya que los adultos necesitaron siempre transmitirles a sus hijos, sus creencias religiosas, supersticiones y sus ideas, y lo hicieron a travez de un modo ficcional como lo es la lteratura.
El concepto de literatura y sus objetivos fueron cambiando y gestándose a travez de acontecimientos importantes a travez de la historia. Algunos hechos importantes fueron La Segunda Guerra Mundial y en Argentina la dictatura militar. El primer hecho llevó a que los libros sirvieran para evitar guerras en el futuro, y el segundo a que durante mucho tiempo se seleccionaran los "libros que eran adecuados", y se censuraran muchos autores.
Los libros amplían el conocimiento que los niños tienen acerca de su propia cultura, de otros paises y sus culturas, de valores y tradiciones.
A los niños les atraen los cuentos en lo que se sienten identificados, donde los protagonistas rompen las reglas, con animales humanizados, que sean disparatados. La literatura no debe moralizar, sino, dar más deseos de leer.
Los libros está atravesando un gran proceso entre el escrito original del autor, hasta que es publicado y vendido.

Camila Radak dijo...

La concepción del niño fue cambiando a lo largo de la historia, en un principio esta no existía y a los mismos se les leía libros, cuentos, novelas, destinadas para mayores. Tal es así que los cuentos tradicionales infantiles que conocemos hoy en día como: La cenicienta, Caperucita Roja, La bella durmiente, en un principio eran cuentos hechos para un público adulto.
Afortunadamente esto fue cambiando a lo largo de la historia y gracias a la Revolución Francesa, la cual tenía el lema de: libertad, igualdad y fraternidad, comenzó a rescatarse la figura del niño.
Con la nueva concepción de niño, se necesitaba literatura realmente destinada para los mismos. “Es decir, cuando los niños aparecieron claramente como personas, como sujetos de derecho, se intensificó la producción de libros que provocaran realmente el DESEO DE LEER en ellos”. En un principio los hechos históricos tales como La Segunda Guerra Mundial y La Dictadura Militar en la Argentina influyeron en gran medida a los textos destinados para ellos. La Segunda Guerra Mundial conllevo a que se realizaran libros que trataran el tema de la paz para evitar guerras en un futuro, mientras que la Dictadura Militar provoco la selección de libros “adecuados” para los niños, todos aquellos que no conllevaran a un desorden político/publico, que no tuviesen algo en contra del gobierno existente o en contra de los militares; provocando así la censura de muchos cuentos y autores de libros infantiles, como por ejemplo a la gran María Elena Walsh.
Hoy por hoy, esto fue dejándose de lado y a los niños se les lee con la intención de cruzar diversos puentes, en donde puedan hallar diferentes mundos, en donde puedan dejar volar su imaginación y su creatividad, mundos en donde se disfrute de la lectura y simplemente se pueda gozar de ella. Porque la única y verdadera intención de la literatura es esta: disfrutar y gozar…

Datos personales

Mi foto
Licenciada y profesora en Letras Modernas, egresada de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA.ESPECIALISTA EN LITERATURA ARGENTINA. Especialista en Investigación Educativa. (ISP Joaquín V. González) Especialista en Litertura Infantil y Juvenil (CEPA) Actualemnte se encuentra cursando la Maestría en Análisis del Discurso (UBA) Publicó numerosos artículos y ensayos para diferentes sellos editoriales (Cántaro, Puerto de Palos, Paidos, revistas del ISPEI Sara Eccleston) En el 2012 su blog Entre el mouse y la tiza recibió el PRIMER PREMIO A LOS BLOGS EDUCATIVOS otorgado por la UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES (UBA) A raíz de ese premio fue convocada por distintos medios periodísticos. Durante 2013 el mismo blog resltó ser finalista de dicho concurso. En estos momentos se encuentra abocada a la investigación y la escritura de un ensayo en colaboración con la Lic. Cristina Olliana. Acaba de publicar Y DE PRONTO LA VIDA un ensayo destinada a la Crianza, la literatura y el Juego.

Seguidores