domingo, 21 de octubre de 2012

La literatura tradicional



(Fuente:http://abc.gov.ar/lainstitucion/sistemaeducativo/educacioninicial/capacitacion/documentoscirculares/2009/lectura_nivel_inicial.pdf)
La literatura tradicional, denominada también de transmisión oral, tiene sus orígenes en las etapas primitivas de la humanidad y surge de su necesidad de explicar el mundo, de expresar sus sentimientos, de comunicar y comunicarse. Fue así como el hombre, con estos propósitos, creó la prosa (apólogo, leyenda, mito, fábula, parábola, cuento) y la poesía (nanas, rondas, romances, coplas, villancicos).
La historia da cuenta de que ya en la antigüedad clásica existían hombres que tenían la facultad de relatar historias, los aedos, que en otros tiempos y lugares recibieron denominaciones como juglar o trovador.
Ellos “congregaban a su público en la plaza de la villa. Allí, agregando o modificando argumentos y personajes a voluntad, llevaron, de un sitio a otro, relatos que aludían a invenciones, gestas heroicas, hazañas, modas o recetas de cocina. Al hacerlo entretenían a adultos y a niños sin distinción de edad.
Esta literatura fue transmitida en sus principios por vía oral porque su origen es popular, es decir del pueblo, que por no saber leer ni escribir comunicaban estos textos oralmente de padres a hijos. Ello permitió que perduraran en el tiempo de generación en generación y, por ello, son de autores desconocidos, anónimos.
Por otra parte, esta literatura no nació para ser destinada a los niños, muy lejos de ello, constituyó una forma de encuentro y divertimento de los adultos en torno del narrador o trovador que iba de pueblo en pueblo, como artista llevando a diversos rincones del mundo increíbles historias y cantos.
En la actualidad esta forma de entretenimiento podría relacionarse con la televisión, pues en ella se relatan, en reiteradas telenovelas, las peripecias de una joven buena, virtuosa, bella y caída en desgracia que es maltratada por seres injustos y malvados, pero que al fin triunfa en brazos de un joven rico y bien parecido... cualquier similitud
con los cuentos de hadas es totalmente buscada. Cambió el medio de comunicar el relato, pero pareciera que, desde épocas muy remotas, esta fórmula de cenicientas y blancanieves es muy apreciada por el público.
Como se mencionó, los niños no eran los destinatarios de las historias narradas en los cuentos tradicionales o en los romances, porque no eran considerados socialmente como personas integrales, sino como personas en proceso de llegar a ser adultos. Solo entonces eran reconocidos como receptores válidos de la cultura.
El cuento maravilloso
Los cuentos son parte de la formación en la vida de los niños. Uno de los más ricos y sanos recuerdos que se conservan de la infancia es la voz de un ser amado arropándonos en la cama, acompañándonos en el inicio del sueño con el relato casi musical de un cuento. Así, progresivamente se disfruta del sonido de las palabras y poco a poco se disfrutará de lo que esas palabras dicen.
De los textos narrativos de tradición oral mencionados, el cuento es el que ha tenido mayor desarrollo, perdurabilidad y relevancia, sobre todo el cuento maravilloso o cuento de hadas. Cabe aclarar que con el transcurso del tiempo, y en la medida en que se fueron dirigiendo a los niños, estos cuentos han perdido buena parte de situaciones violentas y dramáticas.
Los niños disfrutan especialmente estos cuentos porque los envuelven en una atmósfera de magia, aventura, acción, pasión, emoción y belleza. Son cuentos con vida y con alma. Son necesarios para la vida de los niños pues sólo ellos son capaces de brindar tanta maravilla a su mundo.
 Bruno Bettelheim, defensor de estos cuentos, señaló que los cuentos de hadas son a la vida del niño lo que los sueños son a los adultos, y amplió el concepto analizando que son una especie de escape de la realidad que le permite al niño subsistir en un mundo que le resulta complejo.

No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
Licenciada y profesora en Letras Modernas, egresada de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA.ESPECIALISTA EN LITERATURA ARGENTINA. Especialista en Investigación Educativa. (ISP Joaquín V. González) Especialista en Litertura Infantil y Juvenil (CEPA) Actualemnte se encuentra cursando la Maestría en Análisis del Discurso (UBA) Publicó numerosos artículos y ensayos para diferentes sellos editoriales (Cántaro, Puerto de Palos, Paidos, revistas del ISPEI Sara Eccleston) En el 2012 su blog Entre el mouse y la tiza recibió el PRIMER PREMIO A LOS BLOGS EDUCATIVOS otorgado por la UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES (UBA) A raíz de ese premio fue convocada por distintos medios periodísticos. Durante 2013 el mismo blog resltó ser finalista de dicho concurso. En estos momentos se encuentra abocada a la investigación y la escritura de un ensayo en colaboración con la Lic. Cristina Olliana.

Seguidores