domingo, 6 de junio de 2010

Novedades en literatura para Nivel Inicial. El ejemplo de un cuento feminista.

El ejemplo de un cuento feminista.
Hace unos años se publicó un libro de una autora australiana, Bronwyn Davies. En castellano ese libro se llamó “Sapos, culebras y cuentos feministas. Los niños de preescolar y el género”. La autora estudió las distintas formas en que los niños y las niñas de preescolar construyen su identidad de género. Esa investigación la realizó a partir de los que decían los niñitos en base a un cuento feminista que trastoca los roles tradicionales asignados a mujeres y varones. Ese cuento es The Paper Bag Princess (La princesa vestida con una bolsa de papel) de Robert Munsch, una narración en el que la mujer representa el papel tradicionalmente reservado al héroe masculino: despliega su valentía y lucha contra las injusticias tenazmente. Sin embargo, el cuento contiene otras potencialidades a través de giros sutiles y un final inesperado.
En el marco de la búsqueda de nuevos materiales para la construcción de relaciones de género más equitativas, a continuación encontrarán una traducción realizada al español de ese cuento.


La princesa vestida con una bolsa de papel
Había una vez una princesa muy hermosa llamada Elizabeth. Vivía en un castillo y tenía mucha ropa de princesa, muy cara y lujosa. Muy pronto iba a casarse con un príncipe llamado Ronaldo.
Pero desafortunadamente un dragón destruyó su castillo, quemó toda su ropa con sus suspiros de fuego y se llevó al príncipe. Elizabeth decidió enfrentar al dragón y recuperar a Ronaldo. Buscó por todos lados alguna prenda para poder vestirse pero lo único que encontró que no estaba hecho cenizas fue una bolsa de papel. Elizabeth se visitó con esa bolsa como si fuese un vestido y siguió al dragón. Era fácil seguirlo porque había dejado como huella una parte del bosque hecha cenizas.
Finalmente, Elizabeth llegó a una cueva que tenía una puerta muy grande y sobre la puerta había un llamador enorme con forma de mano. Tomó el llamador y golpeó la puerta. El dragón la abrió, asomó su nariz y le dijo: “Mmm, princesa! Me encanta comer princesas pero hoy me comí un castillo entero. Soy un dragón muy ocupado. Vuelve mañana”. El dragón cerró tan rápido la puerta que casi le aplasta la nariz a Elizabeth.
Elizabeth volvió golpear la puerta otra vez. El dragón asomó la nariz y dijo: “Vete! Me encanta comer princesas pero hoy me comí un castillo entero. Soy un dragón muy ocupado. Vuelve mañana”.
“Espera un momento!” gritó Elizabeth. “Es cierto que eres el dragón más feroz e inteligente de todo el mundo?”
“Sí” dijo el dragón.
“Es cierto- dijo Elizabeth- que puedes quemar diez bosques con tu aliento de fuego?”
“Por supuesto!”, dijo el dragón y tomó aire profundamente y exhaló tanto fuego que quemó 50 bosques.
“Increíble” dijo Elizabeth, y el dragón volvió a tomar aire muy profundo y exhaló tanto pero tanto fuego que esta vez quemó 100 bosques.
“Impresionante” dijo Elizabeth y el dragón tomó mucho aire pero esta vez no salió nada de fuego. Al dragón ya no le quedaba fuego ni para cocinar una hamburguesa.
Entonces, Elizabeth le dijo: “Dragón, es cierto que puedes volar alrededor del mundo en 10 segundos?”
“Claro que sí!” dijo el dragón, pegó un salto y voló alrededor del mundo en sólo 10 segundos. Cuando volvió estaba muy cansado pero Elizabeth gritó: “Fantástico! Házlo de nuevo!”. El dragón salió volando y esta vez volvió en 20 segundos. Cuando regresó estaba tan cansado que no podía hablar, entonces se acostó y se durmió.
Elizabeth le susurró muy despacito: “Ey, dragón!”. El dragón no se movió ni un poquito. Se acercó otro poco y puso su cabeza adentro de la oreja del dragón y gritó tan fuerte como pudo: “Dragón!” El dragón estaba tan cansado que ni siquiera se movió.
Mientras tanto, el príncipe Ronaldo estaba encerrado en una habitación dentro de la cueva y le hacía señas a la princesa para que lo rescatara. Elizabeth corrió hacia la cueva, abrió la puerta y allí estaba Ronaldo. El la miró y le dijo: “Elizabeth, estás hecha un desastre! Hueles a cenizas, estás toda despeinada y estás usando una bolsa de papel mugrienta. Regresa cuando estés vestida y arreglada como una verdadera princesa”
“Ronaldo”- le dijo Elizabeth, “tu ropa es muy bonita y tu pelo está muy prolijo. Aparentas ser un verdadero príncipe pero sos un tonto”. Después de todo lo sucedido, Elizabeth y Ronaldo no se casaron.
Algunas consideraciones finales sobre el cuento
Los cuentos tradiciones suelen ser cuentos románticos en donde la estructura narrativa y las posiciones asignadas a varones y mujeres tienden a mantenerse estables, idénticas. Una mujer bella, atractiva espera pasivamente la salvación romántica de un hombre, un héreo, un príncipe azul. A diferencia de esos cuentos, el cuento seleccionado posee una riqueza particular: plantea el choque entre un marco interpretativo romántico y otro, feminista. En este relato, la princesa Elizabeth encarna al héroe que debe enfrentarse con el dragón para salvar a Ronaldo. Y lo hace con astucia: ante la diferencia de fuerzas que existe entre el dragón y ella, lo desafía hasta dejarlo sin energía y poder sortear su resistencia. La narración cuestiona también la idea de que un hombre puede garantizar la felicidad de una mujer así como la posición de pasividad históricamente asociada a las mujeres mediante la presentación de una heroína que toma sus propias decisiones.
Por tratarse de un cuento diferente en muchos de los sentidos mencionados, resulta un recurso didáctico interesante para ser utilizado en el Nivel Inicial.

1 comentario:

la profe dijo...

Me encanta tu blog. Soy docente y trabajo en un profesorado. Cuando analizamos el papel de la mujer en estos libros solemos complementar las lecturas con "Mujercitas, ¿eran las de antes?", de Graciela Cabal, y hay un capítulo de Lidia Blanco en un libro de Novedades Educativas (leer con placer en la primera infancia) que es muy interesante. En mujeres que corren con los lobros, me encanta el análisis que hace Clarissa Pinkola del cuento Barba Azul.
Otra vez, un gusto.
Claudia Quiroga

Datos personales

Mi foto
Licenciada y profesora en Letras Modernas, egresada de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA.ESPECIALISTA EN LITERATURA ARGENTINA. Especialista en Investigación Educativa. (ISP Joaquín V. González) Especialista en Litertura Infantil y Juvenil (CEPA) Actualemnte se encuentra cursando la Maestría en Análisis del Discurso (UBA) Publicó numerosos artículos y ensayos para diferentes sellos editoriales (Cántaro, Puerto de Palos, Paidos, revistas del ISPEI Sara Eccleston) En el 2012 su blog Entre el mouse y la tiza recibió el PRIMER PREMIO A LOS BLOGS EDUCATIVOS otorgado por la UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES (UBA) A raíz de ese premio fue convocada por distintos medios periodísticos. Durante 2013 el mismo blog resltó ser finalista de dicho concurso. En estos momentos se encuentra abocada a la investigación y la escritura de un ensayo en colaboración con la Lic. Cristina Olliana. Acaba de publicar Y DE PRONTO LA VIDA un ensayo destinada a la Crianza, la literatura y el Juego.

Seguidores