miércoles, 5 de abril de 2017

PRIMER GRADO: DEFINITIVAMENTE el aprestamiento NO enseña a leer y escribir




La compleja labor de una maestra de primer grado
En nuestro artículo anterior hablamos de la importancia de crear un ambiente alfabetizador. Hoy trabajaremos con un tema que nos preocupa. Recuerdo con horror la cantidad de palotes y montañitas que me hacían hacer en primer inferior, lo recuerdo con horror y tengo más de seis décadas vividas… Hoy, en pleno siglo XXI tenemos que ser conscientes que a través del aprestamiento no se logra NADA.




Cuando niños y niñas tratan de escribir sus primeras palabras, están intentando pensar al mismo tiempo qué quieren comunicar, cómo se escribe, en qué dirección, qué letras lleva cada palabra, en qué orden, cuáles son los rasgos de cada una; intentan además, dominar el lápiz, el espacio de la hoja y el lugar del renglón por donde se comienza a escribir. Es decir, que ejercitan toda la motricidad de su mano pero al mismo tiempo piensan contenidos sustanciales de la lengua y la comunicación escrita. Por el contrario, el aprestamiento es solo una ejercitación motriz sin conexión con el significado y por eso no les enseña nada sobre la escritura. Es crucial que desde el principio los alumnos ensayen escrituras de unidades con significado, es decir palabras, oraciones y breves textos. Con tiempo, trabajo diario y enseñanza constante sobre la escritura y no sobre dibujos y formas sueltas van a aprender a escribir con claridad y en el lugar de la página que corresponde.
El esfuerzo intelectual más grande para niños y niñas es la comprensión del sistema de escritura, sus usos sociales y las formas de comunicación y circulación, especialmente en el caso de las comunidades indígenas y comunidades de poco contacto con la cultura escrita.
Los programas de aprestamiento consideran que lo más importante para aprender a leer es la habilidad perceptual visual general y la auditiva, y que la coordinación visomotora es la habilidad más importante para la escritura.
Por lo tanto se considera que para aprender a leer y escribir es necesario realizar una serie de actividades y ejercitaciones previas que tienen como objetivo entrenar la percepción, la discriminación visual y auditiva y la coordinación motriz gruesa y fina.  El aprestamiento detallaba minuciosamente las destrezas que debían desarrollar los niños para que, al ingresar a primer grado, estuvieran “preparados” para el aprendizaje formal de la lectura y la escritura; para ello, proponía habilidades que aprestan o preparan pero que no son en sí mismas actos de lectura y escritura, sino habilidades generales que se concebían como aplicables luego a dichos procesos.
El aprestamiento como propuesta de enseñanza está directamente ligado al concepto de madurez como proceso estrictamente biológico y a la concepción del niño como tabula rasa. Esta concepción suele ser dominante cuando los alumnos provienen de contextos lingüísticamente heterogéneos, generalmente pauperizados y de escaso o nulo contacto con la lectura y la escritura, por lo cual muchas veces los docentes justifican el aprestamiento con el objetivo de estimular de modo progresivo el desarrollo de habilidades y destrezas y la adquisición de hábitos y actitudes para tener éxito en los aprendizajes futuros.
La función de aprestamiento se asignó durante mucho tiempo al Nivel Inicial. Sin embargo, la currícula de Nivel Inicial no propone el aprestamiento como parte de la alfabetización.
En realidad, el aprestamiento no está indicado en ningún documento curricular vigente en nuestro país, aunque en los cuadernos de primer grado se observan tareas como completar dibujos y líneas punteadas, trazar renglones con palotes, recortar y pegar rompecabezas de tres o cuatro piezas, hacer caminos entre dos objetos, pegar o dibujar objetos adentro o afuera, lejos y cerca, acomodar grandes y chicos y otras ejercitaciones de ese tipo, con la creencia de que se está enseñando a leer y a escribir.
Escribir con claridad es importante y por eso es necesario que la escuela se ocupe de enseñar el uso del espacio en la página, los márgenes, el renglón,el correcto trazado de las grafías y el uso adecuado de los instrumentos de escritura. Pero eso se logra escribiendo y no dibujando, recortando o pegando, como surge de la lectura del siguiente texto:

El aprestamiento sostiene la prescripción de ejercicios a través de los cuales los aprendices deberían madurar en destrezas que facilitarían el aprendizaje de la lengua escrita, punto de vista que se hizo extensivo a los programas destinados a los lectores con problemas y que llevó a la proliferación de materiales al respecto. Además surgió una abundante edición de tests de madurez lectora, como los de Filho y de Inizan, y los de Downing y Thackray que medían la madurez para iniciar a los niños en este aprendizaje. El fracaso de la teoría perceptivista se evidenció en el hecho de que sus propuestas no mejoraban la competencia lectora de quienes presentaban problemas. Este fracaso quedó corroborado por los estudios experimentales de Vellutino (1987), quien mostró que los malos lectores no lo son por deficiencias perceptivas, sino que su problema proviene de fallos en los procesos lingüísticos que intervienen en el reconocimiento de la palabra escrita en los sistemas alfabéticos.
Clemente Linuesa, María “La enseñanza inicial de la Lengua Escrita, una perspectiva integradora” en Argentina, Ministerio de Educación, La formación Docente en Alfabetización Inicial, Buenos Aires, 2009, 2010



No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
Licenciada y profesora en Letras Modernas, egresada de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA.ESPECIALISTA EN LITERATURA ARGENTINA. Especialista en Investigación Educativa. (ISP Joaquín V. González) Especialista en Litertura Infantil y Juvenil (CEPA) Actualemnte se encuentra cursando la Maestría en Análisis del Discurso (UBA) Publicó numerosos artículos y ensayos para diferentes sellos editoriales (Cántaro, Puerto de Palos, Paidos, revistas del ISPEI Sara Eccleston) En el 2012 su blog Entre el mouse y la tiza recibió el PRIMER PREMIO A LOS BLOGS EDUCATIVOS otorgado por la UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES (UBA) A raíz de ese premio fue convocada por distintos medios periodísticos. Durante 2013 el mismo blog resltó ser finalista de dicho concurso. En estos momentos se encuentra abocada a la investigación y la escritura de un ensayo en colaboración con la Lic. Cristina Olliana.

Seguidores