miércoles, 5 de abril de 2017

EL ARTE DE SER DOCENTE…



Quiero compartir con ustedes el secreto que me ha llevado a alcanzar todas mis metas: mi fuerza reside únicamente en mi tenacidad.
— Louis Pasteur.


"No hay palabra más bella, más mágica, más política, más apasionante que la palabra enseñar"
“Se trata de abandonar al docente amateur y posicionarse en el lugar de un profesional de la educación reflexivo y crítico”. (Davini, 2010).

 En efecto, la palabra enseñar implica una intencionalidad deliberada, eso significa que no puede quedar nada librado a la mera improvisación. No podemos perder de vista que la didáctica es una disciplina y que como tal exige el diseño de nuestras prácticas. Un docente es un profesional,  por lo tanto deberá focalizar el objeto de estudio, precisar el enfoque  y a partir de allí va a poder construir sus estrategias, tomar decisiones acordes con el grupo de estudiantes. Todo este accionar me pone frente a un modelo de enseñanza. Posicionarme desde la reflexión que va a evitar caer en propuestas contradictorias...
 El docente concebido como un profesional de la educación reflexivo y crítico debe poder dar respuesta a varios interrogantes: ¿Su propuesta de enseñanza reconoce fundamentos teóricos explícitos y actualizados? ¿Es reproducción de las costumbres de la escuela? ¿Es fruto de la improvisación? ¿Es adecuada para el grupo escolar? ¿Cómo lo sabe? ¿Tiene en cuenta las dificultades que presentan los niños frente al aprendizaje? ¿Las tiene en cuenta para discriminar buenos y malos desempeños o para proponer formas diversificadas de intervención docente? ¿Propone actividades que permitan a todos los niños apropiarse del contenido? ¿Valora las tareas que facilitan la construcción del conocimiento en el grupo? ¿Recupera los aprendizajes con la intención de que los niños reflexionen sobre la tarea realizada?
Muchas más preguntas aquejan al docente cuando  piensa su propuesta en la soledad de su tarea, es por eso que cuanto más se sabe sobre cómo encararlas, menos errático será el resultado. Observamos que la mayor parte de estas preguntas se vinculan con la reflexión didáctica y metodológica.
Este es un tema importante para reflexionar: es evidente que algunas posturas en educación sostienen que ordenar y sistematizar la tarea en la escuela puede ser causa de aprendizajes rígidos que atentan contra el pensamiento divergente.
¿Qué significa un MODELO DIDÁCTICO?
Todo modelo responde a un marco teórico. Por ejemplo, no es lo mismo el modelo ptolomeico del universo que el modelo copernicano, porque el marco teórico del modelo ptolomeico era la teoría geocéntrica y, en cambio el marco teórico del modelo copernicano era la teoría heliocéntrica. Los distintos modelos pueden hacer uso de los mismos elementos o partes constitutivas, pero al no compartir las mismas líneas teóricas el sistema o modelo resultante no es el mismo. Para seguir con el ejemplo: en ambos modelos, el ptolomeico y el copernicano, aparecen los mismos elementos, el sol, la tierra las elipses (los recorridos) y los demás planetas; sin embargo, en función de sus respectivos y diferentes marcos teóricos, los sistemas resultantes y sus relaciones son diferentes. ¿Qué sucedió entre un modelo y otro? Cambió el modo de concebir y abordar el universo. En el modelo ptolomeico el universo es fijo, cerrado, finito y estático y se lo aborda por la contemplación; en el modelo copernicano el universo se mueve, es abierto, infinito y dinámico y se lo conoce a través de la observación rigurosa de la que se derivan leyes científicas.
En el campo de la educación también nos referimos a estas características cuando hablamos de Modelo Didáctico. Todo modelo didáctico responde a un marco teórico.  Su diseño permite describir, explicar y anticipar cómo se puede encarar la enseñanza para que se produzca el aprendizaje. Basado en un modelo el docente puede reconocer qué contenidos teóricos va a seleccionar para fundamentar su proyecto de enseñanza, qué elementos son esenciales y cuáles no, cómo va a diseñar su propuesta, cómo va a implementar y  fundamentar sus intervenciones en el aula. 
Sin embargo, también es cierto que los modelos didácticos organizan los mismos elementos pero no necesariamente comparten las mismas líneas teóricas. Entonces podemos concluir que como no todos  los marcos teóricos son iguales tampoco lo son los modelos didácticos que ellos iluminan.
Muchas veces se observa en las aulas de una misma institución y aun en una misma aula, la presencia simultánea de propuestas de enseñanza dispares, con intenciones educativas no sólo diferentes sino erráticas y contradictorias, que necesariamente afectan los procesos de aprendizaje y pueden ser la fuente de dificultades diversas. Se puede afirmar, sin duda, que se trata de la coexistencia de modelos didácticos que no comparten las mismas líneas teóricas. Estas situaciones son las que permiten visualizar las debilidades de la formación profesional de los docentes, que no les permite identificar las incoherencias manifiestas en sus propuestas de enseñanza. A la vez, se debe reconocer que en estos casos también se carece de un proyecto educativo institucional. Si lo hubiera, los consensos entre cátedras y grados serían posibles y los proyectos áulicos tendrían concepciones didácticas compartidas, cualesquiera fueran las especialidades que se enseñen. La imposibilidad de  discutir líneas teóricas impacta en la imposibilidad de articular entre los distintos espacios curriculares y explica las dificultades que se observan a la hora de planificar la enseñanza.
La escuela es el ámbito específico en el que tiene lugar el acto educativo intencional y deliberado entre los sujetos adultos responsables que enseñan y los grupos de alumnos que aprenden. Es allí donde cada docente profesional pone en juego la coherencia entre las líneas teóricas provenientes de las ciencias de referencia y el modelo didáctico que asume.


No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
Licenciada y profesora en Letras Modernas, egresada de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA.ESPECIALISTA EN LITERATURA ARGENTINA. Especialista en Investigación Educativa. (ISP Joaquín V. González) Especialista en Litertura Infantil y Juvenil (CEPA) Actualemnte se encuentra cursando la Maestría en Análisis del Discurso (UBA) Publicó numerosos artículos y ensayos para diferentes sellos editoriales (Cántaro, Puerto de Palos, Paidos, revistas del ISPEI Sara Eccleston) En el 2012 su blog Entre el mouse y la tiza recibió el PRIMER PREMIO A LOS BLOGS EDUCATIVOS otorgado por la UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES (UBA) A raíz de ese premio fue convocada por distintos medios periodísticos. Durante 2013 el mismo blog resltó ser finalista de dicho concurso. En estos momentos se encuentra abocada a la investigación y la escritura de un ensayo en colaboración con la Lic. Cristina Olliana.

Seguidores