domingo, 9 de abril de 2017

JARDIN MATERNAL



LAS PRÁCTICAS DEL LENGUAJE EN EL JARDÍN MATERNAL
HABLAR CON LOS MÁS PEQUEÑOS…
 “La adquisición del lenguaje comienza mucho antes de que el niño exprese su primera palabra”
                           Bruner, J. El habla del niño


Cuando fui  profesora de Taller 5, en mi carácter de Especialista, observaba  ciertas  dificultades y deficiencias  en los procesos comunicativos entre las practicantes - futuras docentes - y los niños.
Es importante que podamos trabajar acerca de  los intercambios comunicativos  ya que es común que esa “comunicación” se reduzca  a interjecciones, balbuceos y exclamaciones, en general, vacías de contenido. Este uso restringido del lenguaje obstaculiza su apropiación por parte de los niños y, posteriormente, tiene efectos negativos en la adquisición de la lengua escrita.
Las investigaciones demostraron que existen dos formas del lenguaje oral: el lenguaje fáctico y el lenguaje del relato. El lenguaje fáctico es el lenguaje de la inmediatez, de lo cotidiano, es el que permite realizar comentarios de las situaciones inmediatas. Es el que menciona las cosas presentes, el aquí y el ahora. Cuando se utiliza este tipo de lenguaje se omiten palabras y construcciones, y se reemplazan por otros signos sólo comprensibles en ese contexto. En cambio, en el lenguaje del relato, las formas discursivas son más complejas porque se habla de lo ausente.
Todo está referido. Esta forma del lenguaje oral tiene características similares a las del lenguaje escrito, por eso algunos lo describen como un “prescrito en lo oral”. Estas investigaciones también demostraron que en los medios más desfavorecidos, para dirigirse a los niños generalmente se utiliza la lengua fáctica, es decir esa lengua de la inmediatez, que tiene una función esencialmente utilitaria. Y la lengua del relato, la de contar historias que juegan con las palabras es mucho más ajena. Esto trae consecuencias importantes en el momento en que los niños comienzan a apropiarse del lenguaje escrito el cual se desarrolla en el registro del lenguaje del relato, del espacio y el tiempo diferidos. Por eso los niños que no han tenido un contacto fluido con él, se encuentran en una situación desfavorecida respecto de aquellos que accedieron a diversos registros lingüísticos.
 “Lo que determina la vida de un ser humano nos dice Michelle Petit , es el peso de las palabras o de su ausencia. Cuanto más capaz es uno de nombrar lo que vive, más apto será para vivirlo y para transformarlo”. El lenguaje tiene que ver con la construcción de nosotros mismos como sujetos parlantes.
Una forma de generar más posibilidades a los niños  es relatar todo el tiempo lo que se está haciendo con ellos, no importa que tenga seis meses, o tres años, la idea es contar todo el tiempo. través de los intercambios cotidianos, de modo de “hablarle al niño como un sujeto en construcción, decirle lo que uno va a hacer... hablarle, como dice Francoise Dolto, como a un ser al que se le debe una explicación de todo lo que va a suceder”
Otra forma de enriquecer la oralidad es  por medio de la literatura tanto  oral como escrita. En el Jardín Maternal siempre recomendaba la importancia del relato de breves historias por parte de la docente, acompañada de imágenes, cabe señalar que  las estudiantes del Normal 6 hicieron una muy interesante experiencia que llevamos adelante en sala de dos a partir del cuento A QUÉ SABE LA LUNA, esta experiencia participó de un congreso en la Ciudad de Córdoba durante 2014.  
¿Por qué la literatura? Porque la literatura permite entrar en un nuevo orden simbólico. El texto literario es el puente que permite mejorar la comunicación, que da acogida a los nuevos intercambios en donde la palabra está investida de la capacidad de simbolizar, de dar sentido a lo que se vive. Jugar con las palabras y sus formas les da a los niños pequeños la oportunidad de aprehender ese objeto complejo que es la lengua. “Para pensar, hace falta haber imaginado antes mucho”, como decía René Diatkine. Para que un niño se interese un día en la escritura, debía haberse apropiado previamente del idioma de una manera lúdica, gratuita, poética, sin otro objeto que el placer compartido de las palabras. La literatura abre las puertas de otro espacio y otro tiempo, a otro modo de pertenecer al mundo.
Es importante señalar que los bebés y  los niños menores de 3 años se van a ir apropiándose progresivamente del lenguaje del mundo que los rodea. Por lo tanto no es lo mismo hacer las cosas de modo automático y cambiarlos sin decir palabra, esto no es una acción menor, es la acción que les generará confianza, es un gesto que manifiesta la calidad de los cuidados. Si ya leyeron Bruner deben saber que   El primer libro que el bebé lee es la voz y el rostro humano, reconoce de inmediato la voz de sus progenitores y eso lo ayuda a superar el momento traumático de su nacimiento. Hablarle al niño pequeño todo el tiempo es lo que hace que ese niño tenga en el futuro palabra para describir el mundo .De aquí que sea tan importante propicia un trabajo permanente con el lenguaje en los bebés. La Idea  es hablarle al niño siempre que sea posible.... y necesario. Además resulta muy importante nuestra gesticulación que se llevarán adelante en momentos cotidianos (durante la cambiada, el sueño,la alimentación, el juego, etc.) Se propone una gesticulación más intensa, que permita al bebé el reconocimiento de diferentes gestos y expresiones. Esto va a dar pie  a juegos de imitación progresiva ya que este trabajo gestual, realizado de manera consecuente, permitirá que el niño se vaya apropiando paulatinamente de esas formas de expresión.
 Yolanda Reyes nos dice  “Los libros ejercen una fascinación temprana, una especie de amor a primera vista en los niños...” por eso en el Jardín Maternal no debe faltar un bolsillero, o una canasta con diferentes tipos de libros: de cartón, de tela, de plástico, libros que presenten diferentes texturas, libros que emiten sonidos, libros de poesías, rimas. Este primer acercamiento a la literatura les permite a los bebés una “manera más de conocerse a sí mismos.
Tal como dice  Bruner la idea de que “la adquisición del lenguaje comienza mucho antes de que el niño exprese su primera palabra. Comienza cuando la madre y el niño crean una estructura predecible de acción recíproca que sirve como un microcosmos para comunicarse y constituir una realidad compartida”
BIBLIOGRAFÍA
Bonnafé, Marie “Poner al bebé en el centro”, Espacios para la lectura, Año 2, Nº 5, 2000
Bellorín , Brenda “Puertas a la palabra escrita” Espacios para la lectura, Año 2, Nº 5, 2000
Blanco, Lidia, “Libros para los más pequeños”, Espacios para la lectura, Año 2, Nº 5, 2000
Bruner, J.; El habla del niño, Bs. As., Paidós
Bruner, J.; Acción, pensamiento y lenguaje, Alianza, Madrid, 1984
Larrosa, Jorge; La experiencia de la lectura .Estudios sobre literatura y formación. Barcelona, Leartes, 1996
Reyes, Yolanda,”Las bebetecas”, Ponencia del Congreso de Literatura Infantil, Colombia, 2000
Petit, M.; Nuevos acercamientos a los jóvenes y a la lectura, México, F.C.E., 1999


para finalizar COMPARTIMOS UN INTERESANTE CUENTO PARA SALA DE DOS…

Había una vez un ratón muy alto y un ratón muy bajo que eran muy buenos amigos.

Cuando se encontraban Ratón Muy Alto decía:

–¡Hola, Ratón Muy Bajo!
Y Ratón Muy Bajo decía:
–¡Hola, Ratón Muy Alto!.
A los dos amigos les gustaba ir a pasear juntos.

Cuando paseaban Ratón Muy Alto decía:
–¡Hola, pájaros!
Y Ratón Muy Bajo decía:
–¡Hola escarabajos!

Cuando paseaban por el jardín Ratón Muy Alto decía:
–¡Hola flores!
Y Ratón Muy Bajo decía:
¡Hola raíces!

Cuando pasaban delante de una casa, Ratón Muy Alto decía:
¡Hola techo!
Y Ratón Muy Bajo decía:
–¡Hola sótano!

Un día a los dos ratones los pilló una tormenta. Ratón Muy Alto dijo:
–¡Hola gotas de lluvia!

Y Ratón Muy bajo dijo:
–¡Hola charcos!
Corrieron a la casa para no mojarse.

–¡Hola techo!, dijo Ratón Muy Alto.
–¡Hola, suelo!, dijo Ratón Muy bajo.

Pronto pasó la tormenta. Los dos amigos corrieron a la ventana. Ratón Muy Alto cargó a Ratón Muy Bajo para que pudiera ver. ¡Hola, arco iris! gritaron emocionados los dos juntos.
Arnold Lobel (USA 1933)

No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
Licenciada y profesora en Letras Modernas, egresada de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA.ESPECIALISTA EN LITERATURA ARGENTINA. Especialista en Investigación Educativa. (ISP Joaquín V. González) Especialista en Litertura Infantil y Juvenil (CEPA) Actualemnte se encuentra cursando la Maestría en Análisis del Discurso (UBA) Publicó numerosos artículos y ensayos para diferentes sellos editoriales (Cántaro, Puerto de Palos, Paidos, revistas del ISPEI Sara Eccleston) En el 2012 su blog Entre el mouse y la tiza recibió el PRIMER PREMIO A LOS BLOGS EDUCATIVOS otorgado por la UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES (UBA) A raíz de ese premio fue convocada por distintos medios periodísticos. Durante 2013 el mismo blog resltó ser finalista de dicho concurso. En estos momentos se encuentra abocada a la investigación y la escritura de un ensayo en colaboración con la Lic. Cristina Olliana.

Seguidores