jueves, 2 de febrero de 2017

CÓMO SER UN BUEN MAESTRO DEL ÁREA DE LAS PRÁCTICAS DEL LENGUAJE SIN MORIR EN EL INTENTO… por Estela Quiroga


 Solía decirles a mis estudiantes del profesorado, que lo más importante en una clase era saber hacer pausas, contar una anécdota, sonreír  y pasarla muy bien, porque de otro modo la tarea iba resultar pesadísima para nosotros y para nuestros jóvenes estudiantes… vivimos en el siglo XXI de modo que no podemos dar clases como en el siglo XIX.
Para que estos niños (ya en plena pubertad)  continúen ampliando sus conocimientos sobre el lenguaje escrito, sobre distintos géneros, puedan aproximarse  a diversos textos y autores, aprendan a leer con diferentes propósitos y adquieran distintas estrategias de lectura, es importante que nosotros llevemos a cabo una serie de acciones:
En primer lugar leer para ellos varias veces en la semana, que a uno le lean es un MIMO y a quién no le gusta que lo mimen… incluso (bueno eran otros tiempos económicos..) ese día de la lectura les llevaba caramelos, nos sentábamos en el piso, o salíamos al patio, o en ocasiones hasta una plaza cercana, todo era un ritual, siempre distinto y sorprendente… generaba misterio.. y desde ya cada historia que les iba a leer tenía “su propia historia” que cuando yo tenía la edad de ellos y siempre me peleaba con mi hermano, que si la casita del árbol, que si mi abuelo, que estaba enamorada … entre nosotros esas historias muchas veces eran producto de mi fantasía, pero me ayudaban a captar su atención, a crear un clima especial.. Confieso que hasta en los profesorados  mis estudiantes estaban pendientes de esas historias personales, algo así como la “sal” de mis clases… Pero no nos desviemos (¡Ay las digresiones!) Tenemos que leer mucho y variado, nuestro trabajo es saber SELECCIONAR  de acuerdo con nuestro auditorio…   Cuentos de autores clásicos, de autores contemporáneos; novelas, leyendas, poemas... Hay que leer  modulando la voz, sacando afuera el actor o la actriz que todo docente tiene adentro...  , al menos una vez por semana. Además de leer buena literatura  deberían leer   alguna noticia, un texto sobre animales, plantas, el cuerpo humano, los planetas... eso sí siempre hay que tratar de usar el soporte real, no fotocopias, o lean desde la computadora personal, o también se puede usar un cañón para proyectar… son ustedes los que conocen a sus chicos… y ese trabajo de selección es FUNDAMENTAL.
Por otra parte propongan, al menos una vez por semana, momentos de lectura en los cuales  puedan explorar por sí mismos. Es bueno armar  mesa de libros, con muchas historietas, que ellos mismos compartan lo que leen.. Les juro que se van a sorprender. Es mentira que los chicos no leen, siempre hay y habrá lectores compulsivos, es importante que  discutan sobre preferencias, pueden compartir este momento con la bibliotecaria…Planifiquen con la bibliotecaria porque de otro modo ellas sienten que no respetan ni aprovechan sus conocimientos…
Ahora bien, cuando de escribir se trata propongan  situaciones de escritura TODOS los días.
 Alguna producción escrita que posibilite el desarrollo de las secuencias, proyectos o actividades habituales que ustedes  tienen  planificados. Escribir es vehiculizar el pensamiento, es fundamental este ejercicio. Pueden hacerlos escribir para  que quede registro de sus conocimientos a través de tomas de nota, cuadros, fichas. Claro que a la escritura hay que revisarla.. sí ya sé seguro se imaginan cargados de cuadernos y carpetas.. ¡¡no!!! ESE TIPO DE CORRECCIÓN NO ES TAN ÚTIL...Porque  -seamos francos - ninguno de nosotros al jugar el oficio de alumno se detiene demasiado en las correcciones...  Es mejor leer en voz alta y corregir entre todos. Verdaderas  situaciones de revisión.






 Quienes  escriben siempre tienen un propósito para producir el texto. Bien, como docentes tenemos que INSTALAR  en los niños la necesidad de volver a leer lo escrito para constatar que cumpla con los propósitos que han motivado esa escritura. La revisión tiene por objeto lograr la mejor versión a la que los autores sean capaces de llegar.
En este punto tenemos que presentar  situaciones para que vuelvan a los textos leídos con “ojos de escritor” ¿Sencillo? Nunca dije eso, pero no hay otra forma, la idea es leer y releer para escribir  porque esta es la forma  en la que les vamos a posibilitar ampliar el repertorio léxico disponible,  y es la oportunidad de descubrir  distintas maneras de decir  las cosas…Hasta nuestro próximo encuentro…

No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
Licenciada y profesora en Letras Modernas, egresada de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA.ESPECIALISTA EN LITERATURA ARGENTINA. Especialista en Investigación Educativa. (ISP Joaquín V. González) Especialista en Litertura Infantil y Juvenil (CEPA) Actualemnte se encuentra cursando la Maestría en Análisis del Discurso (UBA) Publicó numerosos artículos y ensayos para diferentes sellos editoriales (Cántaro, Puerto de Palos, Paidos, revistas del ISPEI Sara Eccleston) En el 2012 su blog Entre el mouse y la tiza recibió el PRIMER PREMIO A LOS BLOGS EDUCATIVOS otorgado por la UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES (UBA) A raíz de ese premio fue convocada por distintos medios periodísticos. Durante 2013 el mismo blog resltó ser finalista de dicho concurso. En estos momentos se encuentra abocada a la investigación y la escritura de un ensayo en colaboración con la Lic. Cristina Olliana.

Seguidores