jueves, 9 de octubre de 2014

OBSERVAR PARA PLANIFICAR


La observación permite conocer, reconocer y diseñar comprendiendo que la identidad  de la infancia es el sustento de nuestras decisiones. Diseñar y evaluar las propuestas  posibilita reflexionar y decidir en función de las prioridades educativas, desde la  mirada del compromiso con la igualdad de oportunidades.
Diseñar una secuencia implica conocer y haber observado cuidadosamente a los niños. No se puede diseñar a partir de los materiales, y tampoco de los contenidos, el protagonista de nuestro trabajo es el niño. No todos los niños son iguales, no todas las salas de dos son idénticas.
Los maestros percibirán diferencias entre los niños: algunos están iniciando el control de esfínteres, mientras que otros ya están afianzados en este proceso.
Algunos tienen dificultades para hacerse entender en su media lengua, mientras que otros se expresan con BASTANTE  claridad. Algunos juegan con otros intercambiando gestos, palabras, juguetes; otros permanecen solitarios, aferrados a sus pertenencias. Algunos son capaces de correr o de patear una pelota, mientras que otros aún conservan una mayor globalidad en sus movimientos corporales; etc.
 En estas edades aunque los niños demuestran mayor autonomía en su encuentro con el ambiente necesitan cerciorarse de la presencia afectiva del docente o de los niños más grandes. Necesitan contención y seguridad en sus vínculos afectivos. Es esta característica de la edad la que determina la dificultad de graduar, en esa relación, el sostén con el impulso hacia la independencia, de manera de no caer ni en la sobre exigencia ni por el contrario en la sobreprotección. La firmeza y la serenidad en las pautas y límites, creará un clima de alegría y gozo en el cual la exploración, el juego, el intercambio con los otros serán aventuras a iniciar.
Los relatos y los cuentos son los géneros que, dentro del discurso narrativo, se adecuan mejor a las posibilidades de escucha de los niños de dos años. Ambos deberán ser sencillos. y breves. Es importante realizar una selección criteriosa que asegure la comprensión del hilo argumental para que los niños puedan disfrutar plenamente de estas manifestaciones.
En todos los casos, en primer lugar, habrá que asegurarse de su calidad estética, que deberá estar presente muy especialmente en la brevedad y la sencillez de estas narraciones.
Quizás para muchos éstas sean las primeras oportunidades de escuchar una historia de ficción, por ello es de suma importancia que la elección del docente les asegure un encuentro con verdaderos textos literarios.
LOS TÍTERES EN EL JARDÍN MATERNAL
En primer lugar debemos saber que con ls más pequeños debemos trabajar títeres de dedo o de mano. En lactario y en deambula el títere se puede utilizar ejecutando las acciones cotidianas que hacen los propios niños: tomar la mamadera, dormir…
En sala de dos se pueden trabajar obras muy breves y sencillas y con dos o tres personajes. Hay que tener cuidado que los títeres no se vuelvan frenéticos


No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
Licenciada y profesora en Letras Modernas, egresada de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA.ESPECIALISTA EN LITERATURA ARGENTINA. Especialista en Investigación Educativa. (ISP Joaquín V. González) Especialista en Litertura Infantil y Juvenil (CEPA) Actualemnte se encuentra cursando la Maestría en Análisis del Discurso (UBA) Publicó numerosos artículos y ensayos para diferentes sellos editoriales (Cántaro, Puerto de Palos, Paidos, revistas del ISPEI Sara Eccleston) En el 2012 su blog Entre el mouse y la tiza recibió el PRIMER PREMIO A LOS BLOGS EDUCATIVOS otorgado por la UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES (UBA) A raíz de ese premio fue convocada por distintos medios periodísticos. Durante 2013 el mismo blog resltó ser finalista de dicho concurso. En estos momentos se encuentra abocada a la investigación y la escritura de un ensayo en colaboración con la Lic. Cristina Olliana.

Seguidores