martes, 4 de junio de 2013

¿POR QUÉ LEER LIBROS ÁLBUM DESDE LA SALA DE DOS?



“La literatura sirve para alcanzar el poder de la palabra, de uno mismo y de su realidad y es por eso que todas las culturas tienen LITERATURA” dijo en una conferencia en el marco de un programa de Literatura y alfabetización inicial la prestigiosa investigadora española Teresa Colomer.
Leer es u proceso muy complejo que sin duda estimula fuertemente el desarrollo del pensamiento. La literatura no es un simple adorno, más bien deberíamos pensar que entrena nuestra manera de ver el mundo.
A partir de las historias afloran no sólo las ideas, sino también las emociones. Al compartir un cuento con niños y niñas  se echa a andar un proceso que va más allá de la lectura, se crean vínculos, se construyen  lazos afectivos. Todos sabemos perfectamente que si no hay vínculos no hay aprendizaje posible.
Los libros conectan a sus lectores con la tradición cultural, nos compete a nosotros, como mediadores tamaña responsabilidad.

            El mundo de los libros para niños acoge una nueva propuesta de lectura como resultado de la convivencia entre diversos lenguajes: el libro álbum, un texto en donde existe una relación interdependiente entre texto e imagen. No se puede entender uno sin considerar al otro. Los libros álbumes, son historias, aparentemente sencillas,  que esconden complejas estructuras narrativas y que cuantas más veces se las lee, de manera más profunda se logra apreciar su nivel artístico.
Tal como señala Teresa Colomer, la lectura de un libro álbum impulsa a romper la seguridad de los modelos de respuesta y que a partir de ello se nos proporciona la oportunidad de desarrollar un conocimiento más intimo de las propia expectativas.

Para aproximarnos al libro álbum, de lo primero que debemos hablar es de la particular relación entre el texto y la imagen: la imagen narra lo no dicho por la palabra, o la palabra dice lo no considerado por la imagen.
Un libro álbum auténtico se sostiene en esta interdependencia. Las imágenes no pueden ser entendidas sin los textos y los textos pierden sentido si se leen separadamente. Desde esta perspectiva, se reclama un rol constructivo del lector, quien debe ser capaz de completar esos eslabones que aseguran una participación activa en el proceso de decodificación e interpretación.
Este rol activo por parte del lector se corresponde con la idea propuesta desde el paradigma constructivista en donde se parte de lo que el niño (ser humano en general) ya sabe para crear un aprendizaje significativo y de las características para leer códigos múltiples y simultáneos con las que cuenta el niño.
El tipo de lectura que implica un libro álbum remite a las capacidades cognitivas dominantes en los niños actuales. Como es bien sabido, los niños que nacieron bajo el signo del televisor desarrollan diferentes capacidades y habilidades a los niños nacidos bajo el signo de la radio. Los niños del siglo XXI son más visuales y capaces de leer dos o más códigos de manera simultánea.
Quizás por ello algunas opiniones autorizadas sostienen que el libro álbum es un auténtico resultado de la postmodernidad, ese periodo que tiene como rasgos característicos la simultaneidad, la fragmentación, los préstamos de códigos y la relatividad del conocimiento.
En el libro álbum la imagen no está supeditada al texto ni el texto lo está a la imagen. Así como se lee el texto, también debemos leer las imágenes, y para aprehender la particularidad del libro álbum es necesario leer el texto y la imagen como un conjunto.
El libro álbum nos sitúa en un concepto amplio de lectura no restringida al texto verbal, donde imagen y texto toman elementos del cine, la historieta, la publicidad, la plástica, los dibujos animados, los videojuegos y otros lenguajes que bombardean al niño desde su nacimiento y lo acompañan en al escuela, en el patio de recreo y en el parque.
El lector infantil entra así en conexión con diversas formas del acervo cultural actual y de la tradición, como parte del contenido de una historia pero también en la exploración de sus recursos y posibilidades formales.
El libro álbum es concebido como la propuesta de lectura actual, acorde con los intereses y diferentes capacidades de los nuevos lectores. Una muestra de la cultura global y de masas en donde confluyen distintos lenguajes, referentes y contextos.
En el libro-álbum se funden las aportaciones semióticas de la nueva cultura visual, dando lugar a una polifonía de significados El álbum es un tipo de literatura heterodoxa no sólo por lo que dice, sino sobre todo por cómo lo dice, y también por quien lo dice y para quien lo dice. Las palabras, las imágenes, el formato, los colores, la tipografía y en general lo que Genette denomina paratextos determinan la lectura del texto.
Un ejemplo de la participación narratológica de los elementos paratextuales como las guardas es Piñatas de Isol en donde después del colofón (terminación de cualquier libro decente y correcto donde se imprimen datos de impresión) continua la historia al venir por la piñata rota abandonada en un bote de basura, el guía piñata para guiarlo al país de las piñatas rotas. En las guardas se puede observar un rastro de dulces.
El álbum muestra un trabajo polifónico donde el soporte físico y la narratología visual y textual concuerdan. Este acorde puede estar al servicio de cualquier tipo de relato (fantástico, documental, cotidiano…) y dirigirse a cualquier tipo de público. Con él, el lector no sólo entra en contacto con un relato posible, sino con un modo posible de contar un relato, de modo que los signos (alfabéticos e icónicos) hacen inteligible el relato, pero también el relato hace inteligible al signo, y ambas inteligibilidades otorgan inteligencia al lector, porque son fruto del ingenio comunicativo.
Referencias bibliográficas
Arizpe, Evelyn. y Morag Styles, Lectura de imágenes. Los niños interpretan textos visuales, México, F.C.E, 2004.
Bajour, Cecilia y Marcela Carranza, “El libro álbum en Argentina” en Imaginaria. Revista quincenal sobre literatura infantil y juvenil Núm. 107 Buenos Aires, 23 de julio de 2003 extraído de http://www.imaginaria.com.ar/10/7/libroalbum.htm
Cabo Aseguinolaza, Fernando, Infancia y modernidad literaria, Madrid, Biblioteca Nueva, 2001.
Carranza, Marcela, “Libros-álbum: libros para el desafío. Una bibliografía” en Imaginaria. Revista quincenal sobre literatura infantil y juvenil N° 87, revista electrónica, octubre 2002, BuenosAires,consultadahttp://www.imaginaria.com.ar/08/7/librosalbum.htm
Cerrillo, Pedro C. y Jaime García Padrino (coordinadores), Presente y futuro de la literatura infantil, Cuenca, Ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha, 2000.
Cervera, Juan, Teoría de la literatura infantil, Bilbao, Mensajero, 1992.
Colomer, Teresa, Introducción a la literatura infantil y juvenil, Madrid, Síntesis educación, s/a.
Colomer, Teresa, “Lectura de un álbum: La reina de los colores” en Gretel. La literatura infantil en la UAB, revista electrónica visto juniode2012enhttp://www.pangea.org/greteluab/index.php?option=com_content&task=view&id=183&Itemid=104
Hanán Díaz, Fanuel, Leer y mirar el libro álbum: ¿un género en construcción?, Bogotá, Grupo Editorial Norma, 2007.
López, María Emilia “Todo lo que se ven son papelitos. Conversaciones con Istvan Schritter” en Artepalabra. Voces en la poética de la infancia, Buenos Aires, Lugar Editorial, 2007, p. 173.
Quiroga, Estela en www.estelajquiroga.blogspot.com  “Entre el Mouse y la tiza”
Schritter, Istvan, La otra lectura. La ilustración en los libros para niños, Buenos Aires, Universidad Nacional del Litoral/ Lugar editorial, 2005.



2 comentarios:

Camila Radak dijo...

Todas las personas tenemos derecho a ser participes del mundo de la literatura. Los niños deben contar con la posibilidad de acceder a la misma desde la más temprana edad. Como bien dijo usted la literatura estimula el desarrollo del pensamiento.
Hoy en día nos encontramos en el mundo de la imagen. Desde todos los puntos nos vemos inundados por una enorme cantidad de material de información visual: la televisión, la publicidad en las calles, el cine, las historietas, etc. Y es la imagen la que ha llegado a adquirir en las últimas décadas un papel de vital importancia en la formación de todo ser humano.
Es por ello que el libro álbum es algo sumamente interesante para trabajar desde la sala de dos. En el mismo la imagen y el texto verbal se unifican: “La imagen narra lo no dicho por la palabra, o la palabra dice lo no considerado por la imagen”. A esta edad los niños aun no pueden leer esos símbolos, a los que nosotros llamamos letras, por su propia cuenta; sin embargo esta clase de libro puede ir llevándolos poco a poco a introducirse en este mundo literario. El leer no implica el conocimiento de la literatura misma, sino que con el simple hecho de involucrarse con esta situación “para introducirnos a nuevos mundo” ya es una acto de lectura. Las imágenes le permitirán a los niños comenzar a imaginar historias que pueden o no concordar con la historia verdaderamente escrita, pero esta acción de imaginar la historia le permitirá a los niños ir convirtiéndose poco a poco en pequeños/ grandes lectores.

Agustina Regini dijo...

Agustina Regini
Literatura (martes) Turno Mañana.
Tomando como punto de partida la frase “… Deberíamos pensar que entrena nuestra manera de ver el mundo” refiriéndose a la literatura, considero que ya que fomenta el modo en que cada uno ve el mundo, es de suma importancia que se pueda llegar a ella desde la edad más temprana.
A su vez, como bien se dijo, es importante ya que al compartir cuentos con los niños se generan vínculos y lazos afectivos, y de la mano de ellos el aprendizaje es posible.
Basándome en el texto anterior, entiendo que el “Libro Álbum” es sumamente importante, ya que implica el desarrollo de la inteligencia desde edades tempranas, esto es posible gracias a los aspectos y capacidades que los niños ponen en juego durante su lectura; tales como la interpretación de cada una de las partes (imagen y texto) y la complementariedad de ambas.
Conjuntamente considero que es inmensamente valioso que la literatura pueda mutar y construir nuevos modos que se adapten a la época en la que está inmersa y puedan favorecer a los lectores; en este caso, por ejemplo, el Libro Álbum posibilita que los lectores comprendan diversos leguajes que se ponen en juego.
Finalmente, un hecho relevante es ver el libro álbum como una forma posible de contar una historia, y es importante que los niños también puedan experimentar y vivenciar su lectura.

Datos personales

Mi foto
Licenciada y profesora en Letras Modernas, egresada de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA.ESPECIALISTA EN LITERATURA ARGENTINA. Especialista en Investigación Educativa. (ISP Joaquín V. González) Especialista en Litertura Infantil y Juvenil (CEPA) Actualemnte se encuentra cursando la Maestría en Análisis del Discurso (UBA) Publicó numerosos artículos y ensayos para diferentes sellos editoriales (Cántaro, Puerto de Palos, Paidos, revistas del ISPEI Sara Eccleston) En el 2012 su blog Entre el mouse y la tiza recibió el PRIMER PREMIO A LOS BLOGS EDUCATIVOS otorgado por la UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES (UBA) A raíz de ese premio fue convocada por distintos medios periodísticos. Durante 2013 el mismo blog resltó ser finalista de dicho concurso. En estos momentos se encuentra abocada a la investigación y la escritura de un ensayo en colaboración con la Lic. Cristina Olliana. Acaba de publicar Y DE PRONTO LA VIDA un ensayo destinada a la Crianza, la literatura y el Juego.

Seguidores