jueves, 7 de marzo de 2013

CADA CUAL, CADA CUAL QUE ATIENDA SU JUEGO…




Sin duda el juego, como la moda, como tantas cosas implica un contenido social y cultural. Cuando yo era chica, desde luego no había tantos juguetes como hoy y eso nos permitía desarrollar más nuestra imaginación porque había que transformar una caja de zapatos en un auto último momento, un tesoro o una casa y las ramas podrían ser corceles o espadas, o varitas mágicas según la ocasión.
Hoy el juego conduce, la mayoría de las veces, al consumo, a lo instantáneo, al éxito, a la imagen, ya está todo hecho, no hay muchas posibilidades de inventar: “Dale que esta caja era”…
Lo interesante de los juegos tradicionales es su espíritu comunitario, ese tener que ponerse de acuerdo, el “como si”. Además en los juegos, como en la vida, uno intenta distintas estrategias y en ese punto estamos aprendiendo.
Todos somos creativos, la creatividad no es un don, es algo que se puede construir desde que el niño nace y que se debe seguir construyendo en la escuela , ahí nuestra responsabilidad como docentes.
Levante la mano a quién no le gusta jugar. ¡Caramba no veo manos en el aire!!
Claro que a veces los adultos tienen miedo al ridículo. A algunos no nos preocupa demasiado. Recuerdo hace unos años hice una fiesta de disfraces y al principio mis amigos estaban furiosos pero luego, cuando fue el desfile de payasos, diablos, campesinas, gitanas, superhéroes, marineros, bailamos y reímos como niños, de eso se trata, la vida de disfrutar. Cuando  la mente, el cuerpo y el corazón se relacionan de forma integral aparece, se instala el placer.

9 comentarios:

Eccleston Pl dijo...

El juego como actitud vital y manifestación de la cultura, responde a la esencia de la propia creatividad. La libertad de jugar permite, tanto al adulto como al niño, liberarla. Posee una resonancia simbólica en relación a los otros, ya que mediante este se puede interpretar una realidad compartida. Por ello consideramos al juego dramático fundamental durante los primeros años, puesto que destaca la expresividad y da rienda suelta a la creatividad de los propios niños.
Sin dudas el mercado de productos para niños ha crecido notablemente, llegando a ellos por diversas vías y transmitiendo diferentes formas de ver el mundo.
Nos encontramos en una sociedad que ha caído en el consumismo y donde el juego ha perdido su esencia; una sociedad en donde nosotros como futuros docentes debemos ayudar y acompañar el desarrollo de las capacidades del niño en sus dimensiones afectiva, motriz, cognitiva y social, contribuyendo a su ser y autonomía.

Practicas del Lenguaje I (Vacca; Fernandez; Segobia; Tobarez; Somma)

Alejandra Ramos dijo...

Cada cual, cada cual que atienda su juego: reflexión

Alumna: Ramos Alejandra (jueves, turno tarde)

A partir de esta publicación pude reflexionar más que nada sobre la posición del adulto ante una propuesta de juego. Es verdad que por lo general muchos se inhiben o “no quieren hacer el ridículo”, otros por timidez, tal vez. En fin, pienso que es bueno y resulta muy enriquecedor disfrutar de los mismos, participar, ya que muchas veces a medida que vamos creciendo perdemos esta capacidad de imaginar, de fascinar, de crear, que tienen los niños y es poderosamente rica tanto para ellos como para nosotros adultos y sobre todo para los docentes que son los que brindan espacios destinados al juego para estos niños tan pequeños y tan creativos.

Estela Quiroga dijo...

Interesantísima reflexión!!!!

Estela Quiroga dijo...

Así es, somos mediadores, facilitadores y por lo tanto tenemos que acompañar en ese camino del disfrute

Araceli Jasson dijo...

Jasson, Araceli.

Miércoles de 4 a 6. TM.


Creo que elegí este articulo porque me encanta el juego. A lo largo de mi vida y de mis experiencias fui entrando en ese mundo de clown, de teatro, en donde te permiten jugar y ser autentico al máximo. Soy un testimonio de la libertad que te produce crear historias, personajes, te abre todos los sentidos.
Me parece que el juego es esencial en los primeros años, creo que el consumo y lo que se establece constantemente en los avisos publicitarios como el "COMPRE YA", nos imposibilita el querer conseguir algo de manera forzosa, progresiva.. Se perdió el tramo de lucha, ya no hay esfuerzo de construir, de imaginar, es como si el mercado nos pusiera un chip y nos manejara rápidamente.
Los juegos de escondites parece que ya forman parte de lo "aburrido"... ¿Por qué caímos en lo cómodo? ¿Para quién/quienes es mas fácil prender la televisión y que el conocimiento entre solo? ¿Cuándo cambio todo esto?
Como adultos tenemos que jugar, para hacerlo con los niñas/os, para que nuestras propias experiencias se junten con las de ellos y salgan de allí, nuevas historias, nuevos relatos.



"Jugamos aprendiendo y aprendemos jugando".

marina dijo...

alumna Marina Ribetto
De acuerdo a este articulo hago referencia al texto “la modernidad liquida” de Sigmund Bauman, en la que se habla de la rapidez con la que todo pasa hoy en día en nuestra vida. Hago referencia a este texto ya que con los niños y los juguetes pasa algo parecido. Tienen un juguete un instante y al segundo siguiente este ya es viejo, lo desechan para querer uno nuevo, y si no llegan a tener ese nuevo, nada más les interesa. Todo es muy rápido. Con estos juguetes nuevos ya tienen todo facilitado, los juguetes vienen con un fin determinado, instrucciones y formas de uso, son cada vez menos utilizados los elementos naturales o de la casa, como juguetes. Con los cuales el niño debía imaginar, querer que eso fuera lo que el imaginaba y necesitaba en ese momento para su juego. tambien sucede que son los padres quienes prefieren estos juguetes nuevos, con mucho color, mucho ruido y muchas funciones, porque no conocen la verdadera importancia de que el juguete sea sencillo. de este modo tendrá mas usos para el niño, que los que le son dados por el adulto que lo diseño y fabricó.
Esto pasa igual con los juegos tradicionales, cada vez tienen menos espacios, ya que no se ven niños jugando en la calle, la escuela debe ser unos de los lugares donde se haga incapie en que los niños jueguen a estos.

Sofi dijo...

Sofia Escobar Curso: Literatura Infantil jueves turno tarde

Valla que tiene razón profe, uno cuando crece le da vergüenza jugar a determinada cosas pensando en que dirán de uno si lo descubren divirtiéndose como si fuera un niño.
Es cierto lo del consumismo, pero yo creo que también hay que agregarle otros factores que no dejan que el niño pueda jugar al “como si”, le puedo dar el ejemplo de mis primitas, todo en su cuarto tiene que estar ordenado, la madre está siempre ordenando mientras que ellas juegan.
Los padres de esa época no se involucran como antes tal vez en el juego de los niños, por que hacer que te tomas una tasita de café cuando tu hija te lo trae no es lo mismo que tirarte al piso con ellos y meterte en el juego. Porque yo he visto como un hombre serio, estricto y malvado en su trabajo, llegaba a su casa se cambiaba de ropa, se tiraba en el piso en donde estaba su hijo de 4 años y se ponía a jugar con los superhéroes.
Muchas veces en conversaciones algunas personas me comentan que ser maestra jardinera no es un trabajo, yo ahí salto a defender todo lo que hacemos, siempre rematan con el “pero vos te la pasas jugando con los nenes”, es verdad jugamos con los nenes y es algo que yo considero un privilegio, poder disfrazarme y hacer de otra persona, poder correr y hacerme que me atrapan.
Jugar siendo grande es llenarse de una energía que parece nunca acabar.

pilar ludueña dijo...

Ludueña, Pilar: taller de escritura, miércoles 1º a 3º.

En la sociedad consumista en la que vivimos lo más importante es el "Tener". Tener cada vez más y mejores cosas. Por eso los adultos se ven mas abocados en conseguir cada vez mas objetos y se deja de lado el hecho de compartir momentos de calidad con los niños. En mi opinión esto también afecta el juego, ya que no se juega en las calles ni con lo primero que se encuentra, ya casi no existe el "jugamos a que yo era un pirata y... (se armaba toda una historia y se jugaba a partir de eso)". De esta manera ya no se estimula la creatividad y la imaginación cotidianamente como antes, por eso es importante que nosotros como docentes sigamos estimulando esta característica del juego que tan mágico lo hace, y por supuesto permitirnos a nosotros, adultos, divertirnos y hacer el "ridículo", así tampoco perdemos al pasar los años esa capacidad para jugar.

Milagro Martinez dijo...

Martinez, María Milagro. Taller de lectura y escritura, miércoles de 4 a 6 TM.

A partir de esto pienso en la posición del adulto frente al juego. Es cierto que muchas veces tienen miedo al ridículo, les da vergüenza o son tímidos pero eso es una lastima porque por ejemplo yo tengo amigos, aunque no sean adultos en realidad son jóvenes así que imagínate cuando lo sean, que se inhiben y no saben de lo que se pierden porque a mí me encanta jugar y hay que incentivar a que se siga jugando hasta la muerte porque eso es un modo de disfrutarla, la vida digo. Es un placer volver a ser ese niño, bailar, cantar, reír, correr, gritar, imaginar, crear. Hay que participar y disfrutar sin miedo al ridículo para no perder ese espíritu vital cada vez que nos divertimos y volvemos a ser niños por un rato o simplemente un adulto que no ha perdido la capacidad de creatividad.

Datos personales

Mi foto
Licenciada y profesora en Letras Modernas, egresada de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA.ESPECIALISTA EN LITERATURA ARGENTINA. Especialista en Investigación Educativa. (ISP Joaquín V. González) Especialista en Litertura Infantil y Juvenil (CEPA) Actualemnte se encuentra cursando la Maestría en Análisis del Discurso (UBA) Publicó numerosos artículos y ensayos para diferentes sellos editoriales (Cántaro, Puerto de Palos, Paidos, revistas del ISPEI Sara Eccleston) En el 2012 su blog Entre el mouse y la tiza recibió el PRIMER PREMIO A LOS BLOGS EDUCATIVOS otorgado por la UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES (UBA) A raíz de ese premio fue convocada por distintos medios periodísticos. Durante 2013 el mismo blog resltó ser finalista de dicho concurso. En estos momentos se encuentra abocada a la investigación y la escritura de un ensayo en colaboración con la Lic. Cristina Olliana.

Seguidores