martes, 23 de mayo de 2017

ALGUNAS RECOMENDACIONES PARA ORGANIZAR EL TRABAJO EN EL AULA Y NO DESMAYAR EN EL INTENTO



·     


   CUESTIÒN DE TIEMPO
      El horario de cada grado es una herramienta que organiza la tarea semanal y permite cuidar en términos de tiempo didáctico el equilibrio entre las diversas situaciones. Por eso es muy importante que armen el horario y que sepan que por ejemplo todos los jueves van a hacer producciones escritas; que los lunes van a trabajar con la bibliotecaria en la lectura de una novela, o un cuento, o a ver un video…

·        Es FUNDAMENTAL tener una  pequeña biblioteca de consulta en el aula, a mano de todos y, por esa razón, muy conocida, cumple con uno de los propósitos esenciales del Segundo Ciclo: aproximar nuevas fuentes de información y orientar la exploración con propósitos de estudio.La organización de la biblioteca del aula se inicia junto con los chicos al comienzo del año. El inventario es una necesidad: hay qué saber cuántos libros hay y cuáles son para tener un control sobre el patrimonio del grado. A la vez, al inventariarlos los alumnos acceden al conocimiento de los títulos y a unas primeras situaciones de exploración de los ejemplares.

Leer para escribir. Leer como un escritor y escribir como un lector
A medida que la lectura de los cuentos se va desarrollando, la elaboración de fichas de las historias leídas permitirá volver a ellas cada vez que fuere necesario –en el momento de la producción de las recomendaciones, por ejemplo, o para consultar las características de un animal o de un escenario si deciden escribir un relato  original con animales. No pueden faltar en las fichas datos tales como: título, autor, ilustrador, editorial, colección si correspondiera. También podrán agregar una breve reseña sobre el libro o un comentario personal sobre la impresión que les haya causado la lectura. Es importante promover (y advertir) cómo los niños progresan en la escritura de estos comentarios a medida que avanza el desarrollo de la propuesta didáctica. En un primer momento, los niños seguramente expresarán una opinión acotada, que les gustó porque se trataba de un cuento divertido, por ejemplo. Es necesario acompañarlos en la ampliación de esas consideraciones y la
explicitación de criterios: por qué les parece divertido. Para ello, retome
aspectos de la historia, de los personajes, del autor, cómo está escrito el relato...
que seguramente han sido discutidos en el espacio de intercambio tras la

Planificar la recomendación que se va a producir.
Planificar la escritura y hacer escrituras intermedias es fundamental. Como docentes tenemos que incentivar  a los niños a releer las diversas recomendaciones de textos literarios −algunos podrían ser de cuentos conocidos− con el fin de relevar los rasgos del género que caracterizan a dichos textos. Luego, promover una discusión sobre lo que no podría faltar en una recomendación. Debemos ayudarlos a descubrir que es necesario comenzar por una presentación de la obra que van a recomendar: título, autor, ilustrador y editorial. Luego, necesitarán presentar algún dato del autor y algún aspecto de la historia para
que otros niños se interesen en leerla (sin revelar el nudo de la cuestión
ni mucho menos su desenlace) y, finalmente, será necesario incluir alguna valoración personal que demuestre cómo, quien recomienda, valora este cuento e invita a leerlo.

Escribir y revisar el texto.
Hay que procurar  que, durante el proceso de escritura, los niños no pierdan de vista qué se recomienda y cómo se recomienda. Pueden anticipar y registrar posibles frases y palabras que son utilizadas con frecuencia para recomendar. Orientar la elaboración de una primera versión de los textos y proponer  más tarde su lectura para analizar qué información falta sobre la obra o el autor y qué se podría mejorar para que la recomendación apele al lector con éxito.
Debemos trabajar  para que nuestros alumnos comiencen a tener en cuenta el papel de la puntuación para organizar el discurso: uso de puntos y aparte para cada bloque temático, de comas en las enumeraciones y en los vocativos, de signos de exclamación e interrogación.
Por último, se necesita revisar la ortografía en sentido estricto.
 Los niños tienen que aprender que, en muchas ocasiones, serán juzgados por la corrección de sus escritos. La ortografía puede ser discriminatoria; su dominio marca una posición sociocultural.



No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
Licenciada y profesora en Letras Modernas, egresada de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA.ESPECIALISTA EN LITERATURA ARGENTINA. Especialista en Investigación Educativa. (ISP Joaquín V. González) Especialista en Litertura Infantil y Juvenil (CEPA) Actualemnte se encuentra cursando la Maestría en Análisis del Discurso (UBA) Publicó numerosos artículos y ensayos para diferentes sellos editoriales (Cántaro, Puerto de Palos, Paidos, revistas del ISPEI Sara Eccleston) En el 2012 su blog Entre el mouse y la tiza recibió el PRIMER PREMIO A LOS BLOGS EDUCATIVOS otorgado por la UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES (UBA) A raíz de ese premio fue convocada por distintos medios periodísticos. Durante 2013 el mismo blog resltó ser finalista de dicho concurso. En estos momentos se encuentra abocada a la investigación y la escritura de un ensayo en colaboración con la Lic. Cristina Olliana.

Seguidores