viernes, 5 de marzo de 2021

CUENTOS IDEALES PARA PRIMEROS LECTORES (o lectores con dificultades)

 


Hay cuentos que son ideales para los primeros lectores por eso queremos dedicarles un espacio. La mayoría provienen de la tradición oral, de modo que podemos primero narrarlos, luego escribirlos en un afiche y más tarde trabajar con ellos…¿Qué les parece la propuesta?


Dentro del vasto terreno de la literatura de tradición oral podemos encontrar distintos grupos de textos que parecen ideados especialmente para el desarrollo de la memoria y el lenguaje oral de los más pequeños. Sirviéndose de cierta estructura rítmica, los trabalenguas, las canciones acumulativas y los cuentos de fórmula (por poner tres claros ejemplos) favorecen estas dos habilidades que tanta importancia tienen en el proceso de aprendizaje.

Con la intención de reforzar estas habilidades en Educación Infantil, Primer Ciclo de Primaria y especialmente con alumnado con dificultades de aprendizaje y de expresión, hemos pensado en este tipo de cuentos redondos ya que tienen una estructura circular y repetitiva, de gran arraigo y antigüedad en la tradición oral (una de estas fórmulas es mencionada por Cervantes en la primera parte del Quijote), ha dificultado su divulgación impresa (entiéndase libros), pero adquiere sentido con el sistema circular que proponemos, y favorece además la creatividad y la participación.

Cualidades de contenido

·        Trama sencilla con ciertos elementos de intriga

·        Los protagonistas son animales y objetos personificados

·        Personajes antagónicos muy marcados

·        Cada acción tiene una consecuencia clara

·        Claro final pero abierto a nuevas situaciones

·        La enseñanza existe pero no está recalcada

·        Cualidades de forma

·        Repeticiones (ritmo – palabras – frases – escenas)

·        Rapidez de acción

 

Veamos un ejempló, que luego analizaremos

 



Este es el cuento del queso de la vieja y el viejo.

Vino el ratón y se quiso quedar con el queso de la vieja y el viejo.

Y el gato quiso comerse al ratón que se había querido quedar con  el queso de la vieja y el viejo.

Vino el perro y quiso morder el rabo al gato cuando quería comerse al ratón que se quiso quedar  con  el queso de la vieja y el viejo.

El palo llegó para pegarle al perro que quiso morder el rabo al gato que quería   comerse al ratón que se quiso comer  el queso de la vieja y el viejo.

Entonces, el fuego quiso quemar el palo que quiso pegarle al perro que quiso morder el rabo al gato que quería comerse al ratón que se había querido comer  el queso de la vieja y el viejo.

Pero el agua vino a apagar el fuego que quiso quemar el palo que quiso pegarle al perro que quiso morder el rabo al gato que quería comerse al ratón que se quiso comer el queso de la vieja y el viejo.

Apareció el buey para beberse el agua que vino a apagar el fuego que quiso quemar el palo que quiso pegarle al perro que quiso morder el rabo al gato que quería comerse al ratón que se había querido comer  el queso de la vieja y el viejo.

 

Desde ya cada docente puede trabajar el cuento de acuerdo con el grupo. Puede hacerlo breve o más largo.

El animal elegido como protagonista de esta sucesión de hechos, el ratón,quien despierta muchas simpatías entre los más pequeños, por lo que no es difícil quidentifiquen con él.

Se utiliza el tema recurrente en la tradición oral del personaje pequeño que consigue lo que se propone a pesar de la fuerza y el tamaño de sus opositores.

La sucesión de personajes y objetos es la más básica y conocida: gato, perro, palo, fuego, agua y buey. En otras versiones, se amplia al hombre, la muerte y Dios. Se quiere ver en estas secuencias, sobre todo a partir de versiones más antiguas en las que los personajes no sólo pretenden anular al anterior sino que lo consiguen, el reflejo del ciclo vital de la naturaleza, la existencia de elementos que determinan la duración de la vida de cada ser vivo, dicho de otro modo, la necesidad de comer y no ser comido. En la versión que desarrollamos, este planteamiento está presente, respetándose el esquema inicial, pero la inteligencia se superpone a cualquier principio mecánico y el protagonista es capaz de seguir vivo ante tantos peligros aplicando un poco de astucia.

 

La repetición y la rima ayudan mucho para las primeras escrituras.

Vamos por más

 

La pulga y el piojo se quieren casar

pero no se casan por falta de pan.

Sale una hormiga de su hormigal:

“Hagan las bodas, yo pongo el pan”.

Pan ya tenemos. Pan ya tenemos.

Ahora el vino, ¿dónde lo hallaremos?

Sale un mosquito detrás de un pino:

“Hagan las bodas, yo pongo el vino”.

Vino tenemos. Vino tenemos.

Ahora la carne, ¿dónde la hallaremos?

Sale un lobo de su lobera:

“Hagan las bodas, yo pongo ternera”.

Carne tenemos. Carne tenemos.

Y ahora la madrina, ¿dónde la hallaremos?

Sale una rata de la cocina:

“Hagan las bodas, yo seré madrina”.

Madrina tenemos. Madrina tenemos.

Y ahora el padrino, ¿dónde lo hallaremos?

Sale un ratón detrás de un molino:

“Hagan las bodas, yo seré el padrino”.

Estando en la boda bebiéndose el vino

llegó un gato negro y se llevó al padrino.

 

martes, 23 de febrero de 2021

PARA PRIMER CICLO: PENSAR Y ESCRIBIR

 


UN INTERESANTE EJERCICIO DE ESCRITURA PARA PRIMER CICLO: Producción de recomendaciones.

Después de la lectura es interesante que los niños/niñas puedan pensar en al menos tres razones por las que recomendarían ese cuento que tanto les gustó. Es cierto que al principio las razones pueden ser del tipo: “porque es lindo” pero nosotros iremos alentándolos a ir más allá.

Al dedicarse a la producción de recomendaciones los niños tienen oportunidad de:

 - Leer y escuchar leer a sus maestros variados cuentos en los que se encuentran los personajes elegidos.

 - Leer y escuchar leer recomendaciones de cuentos.

- Discutir y establecer entre todos que la escritura de recomendaciones tiene como particularidad: interesar a otros lectores. Por eso, resulta importante intercambiar sobre los argumentos que pudieran justificar la recomendación de los cuentos según quienes sean los destinatarios de las recomendaciones.

- Producir, con estos primeros datos, una primera recomendación colectiva de alguno de los cuentos más trabajados por dictado al maestro. Esta situación permite poner en evidencia las características de la recomendación, sus partes y la relativa independencia entre ellas. Será una “buen ensayo” para luego escribir las propias (individualmente o en pequeños grupitos, cuando la pandemia lo permita…).

LEER Y ESCRIBIR EN PRIMER CICLO

 


 “Un lector de literatura se forma leyendo obras literarias. Leer mucho, de todas las formas posibles, en todos los momentos que se pueda, solos o con otros…Al hacerlo, se abren cada vez mayores posibilidades de reflexión y de construcción de sentidos, se aprende a reconocer autores, géneros, temas, personajes prototípicos…”

Formarse como lector de literatura”, en DGCyE, Diseño Curricular para la Educación Primaria. Primer ciclo. Prácticas del Lenguaje. La Plata, 2007, p. 105.

 

Estamos en un momento especial, en la mayoría de las escuelas no le permiten a los niños manipular los libros, ni usar el espacio biblioteca. Entonces vamos a tener que cambiar de estrategia. Deberemos convertirnos en LECTORES EN VOZ ALTA, o en NARRADORES. Luego le podemos dar a cada alumno un fragmento del cuento para que sean ellos los que lean en voz alta, pero deberán considerar la respiración, las pausas… ¿A quién no le gusta escuchar un cuento? ¡Es un mimo! En estos tiempos de pandemia viene muy bien una caricia para el alma ¿No les parece?

Un proyecto de lectura con una temática vertebradora suele ser ideal. ¿Qué les parece la idea de seguir a un personaje? ¿Qué les parece la idea que ese personaje sea nada más ni nada menos que una Bruja?

Los pasos a seguir

1.   En esta primera etapa se propone a los niños frecuentar cuentos tradicionales y de autor en torno a las brujas. Durante dos o tres semanas, el docente leerá  en voz alta los cuentos seleccionados. Les propongo las dos versiones de la Cenicienta (la de los hermanos Grimm y la del francés ) “Disculpe, ¿es usted una bruja” de Emily Horm; “La bruja rechinadientes”, “Hansel y Gretel” “Sopa de calabaza” que si bien no tiene una bruja nos puede servir para que los pequeños elaboren hipótesis de pre lectura si les preguntamos “¿qué creen que le pasó al pato?”

Estas son solamente algunas sugerencias

Mientras leemos les podemos señalar, a los niños, las acciones que realizan los lectores expertos mientras se establece un vínculo con textos de la tradición cultural. Es muy importante que cada   docente pueda  contextualizar las  lecturas y la presente brevemente (“Hoy les voy a leer un cuento que a mí me contaron cuando yo era chiquita, es una historia que ha sido contada muchas veces y que tiene una parte que describe una casita que es muy especial…”).

Algo que es fundamental es leer sin interrupciones y creando un clima adecuado, generar   un tono y   un volumen que se adapte a las circunstancias del relato.

2.   Luego de la lectura, se abre un espacio de intercambio sobre lo leído para comentar efectos y compartir sensaciones, establecer relaciones con otros cuentos, hacer planteos u observaciones que permitan releer pasajes con distintos motivos -corroborar interpretaciones, revivir escenas o apreciar la manera en que están escritas.

En este momento debemos aprovechar para  focalizar la conversación sobre uno de los personajes prototípicos: el comportamiento, los estados mentales y cualidades de las brujas (cómo se ven, qué sienten y qué hacen). Es importante detenerse en analizar estas características, la relación de las características del personaje con la trama de la historia, las pistas que va tomando el lector a medida que avanza el relato –que no son las mismas que tienen en cuenta los personajes- y los modos de generar suspenso, miedo, tranquilidad. En un principio,  las opiniones de los chicos  girarán en expresiones tales como “la bruja es mala”, “el cuento es lindo”, “yo vi la película”. A medida que trabajemos sobre los diferentes cuentos las opiniones serán cada vez más profundas y certeras. Al sostener estas situaciones, incluyendo nuevos títulos y variando las modalidades de intercambio, nuestra  intervención como docentes, puede conducir a los niños a enriquecer sus posibilidades de interpretación. Posteriormente, estos espacios de lectura permitirán ampliar sus gustos y preferencias lectoras, sostener la escucha en tiempos más prolongados y profundizar en las historias leídas. Durante el recorrido de estas lecturas, los niños comenzarán a notar particularidades y diferencias entre las brujas de cada cuento, sobre todo entre las brujas de los cuentos tradicionales y aquellas de los cuentos de autor. El docente propone entonces, organizar de manera colectiva un cuadro comparativo donde se apuntan datos sobre la bruja de cada obra leída. Esto nos lleva a la re lectura, a buscar indicios, pistas, a que paso a paso se transformen en lectores cada vez más competentes.

3.   Hora de escribir. Comenzaremos con producciones de textos breves durante el desarrollo de las sesiones de lectura. Pueden ser listas de sustantivos y sus correspondientes adjetivos, elaboración de campos semánticos referidos al personaje que nos interesa, construcciones yuxtapuestas como por ejemplo, los personajes de los cuentos, los ingredientes de la casita de Hansel y Gretel, los elementos, ayudantes y poderes de las brujas. Al tratarse de textos despejados, son escritos que ofrecen beneficios para su producción porque no exigen la coherencia de textos más extensos. Posibilitan concentrarse sobre cuestiones referidas al sistema de escritura (cuántas y cuáles letras poner y en qué orden) en el contexto de sistematizar un aspecto leído (por ejemplo, clasificar los preparados de la brujas) o coleccionar términos específicos vinculados con el contenido abordado

4.   Con todo ese material podemos empezar a trabajar pequeñas descripciones. En principio los niños nos dictarán   a nosotros. Luego cada uno escribirá en su cuaderno. No nos olvidemos que es importante que los niños sepan que un texto es algo que se planea.

Así paso a paso seguiremos avanzando en la escritura. De las descripciones pasaremos al relato de las acciones.  Entre todos, podemos acordar qué ideas van a resultar centrales en la historia y en qué orden sucederán, pensar qué espacios serán descriptos y por qué es importante   hacerlo.

Una consigna interesante es que a partir de uno de los cuentos leídos recreen su propia historia.

 Respecto al contenido de la historia, a partir de la lectura de distintos cuentos cuyos personajes son brujas,  los niños (Con nuestra ayuda) deciden qué aspectos se van a conservar y cuáles no.

5.Para finalizas, podemos pensar en pequeñas historias para publicar en el blog de la escuela, por ejemplo. 

les recomiendo leer el documento LA GRAN OCASIÓN de Graciela Montes, está en la Web. 

La cocina de la bruja - Cuentos infantiles

La bruja rechinadientes - Cuentos Infantiles - Halloween

Disculpe… ¿Es usted una bruja?. Autor: Emily Horn

SOPA DE CALABAZA🎃 - CUENTO INFANTIL

Datos personales

Mi foto
Licenciada y profesora en Letras Modernas, egresada de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA.ESPECIALISTA EN LITERATURA ARGENTINA. Especialista en Investigación Educativa. (ISP Joaquín V. González) Especialista en Litertura Infantil y Juvenil (CEPA) Actualemnte se encuentra cursando la Maestría en Análisis del Discurso (UBA) Publicó numerosos artículos y ensayos para diferentes sellos editoriales (Cántaro, Puerto de Palos, Paidos, revistas del ISPEI Sara Eccleston) En el 2012 su blog Entre el mouse y la tiza recibió el PRIMER PREMIO A LOS BLOGS EDUCATIVOS otorgado por la UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES (UBA) A raíz de ese premio fue convocada por distintos medios periodísticos. Durante 2013 el mismo blog resltó ser finalista de dicho concurso. En estos momentos se encuentra abocada a la investigación y la escritura de un ensayo en colaboración con la Lic. Cristina Olliana. Acaba de publicar Y DE PRONTO LA VIDA un ensayo destinada a la Crianza, la literatura y el Juego.

Seguidores